Hasta las vacaciones te pueden generar estrés, ¿lo sabías?

estres-post-vacacional

Las vacaciones son el periodo del año que todo trabajador espera. Sin embargo, cuando te has tomado unas vacaciones de 30 días, surge la interrogante ¿tengo que dejar todas estas cosas placenteras para volver a la rutina diaria? Esta sensación incómoda es conocida por los psicólogos como síndrome post vacacional, y suele afectar en mayor proporción a los trabajadores de más de 40 años que hacen labores rutinarias o de oficina.

Claro, lo ideal sería que todos trabajáramos en algo que disfrutemos. Así, ya no existiría el temido estrés post vacacional, puesto que todo el año sería como unas vacaciones (así se vive cuando se ama el empleo que tenemos). Sin embargo, sólo una minoría puede asegurar que se siente feliz en el trabajo, por lo que todos los demás son pasibles de padecer este síndrome, que si bien no es considerada una enfermedad, sí produce trastornos considerables en el organismo, tales como irritabilidad, insomnio, ansiedad, apatía e, incluso, algunos problemas digestivos.

¿QUÉ HACER PARA EVITAR EL ESTRÉS POST VACACIONAL?

Si sabes que estás en el flanco de los individuos potencialmente propensos a padecer este síndrome, entonces tendrás que tomar algunas medidas antes de tus vacaciones. ¿Cuáles son estas?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  • Tratar de dividir las vacaciones de un mes por dos periodos de 15 días durante el año.
  • Mantener constante comunicación con nuestros compañeros. No desconectarnos del todo.
  • Hacer un plan que evite cambios bruscos en nuestra forma de vida, es decir, respetar los horarios que tenemos para dormir, para despertarnos, para alimentarnos, etc.

¿QUÉ HACER PARA SUPERAR EL ESTRÉS POST VACACIONAL?

Bueno, ya están a punto de terminar tus vacaciones y te estremece la idea de tener que retornar al trabajo. Sólo pensarlo te provoca molestias estomacales y una ligera fiebre. El estrés post vacacional se puede superar. Aquí te mostramos cómo:

  1. Aceptar que los síntomas desaparecerán con el paso de los días. Cualquier tipo de cambio brusco en nuestra rutina provocará los mismos síntomas.
  2. Mantener una actitud positiva siempre. Ya sé que es complicado, pero decir “gracias” a tus compañeros no te va a hacer peor persona.
  3. Si te incomodan algunas cosas en tu trabajo, aprende a decir “no”. Que todos sepan que tú también tienes una opinión a considerar, y que ya es momento de que te escuchen.
  4. Si ya estás a punto de regresar al trabajo, asegúrate de encontrar alguna ocupación que suplante a tus vacaciones durante tus horas libres. Puedes realizar algún hobby, bailar o practicar algún deporte.
  5. El estrés se origina por los pensamientos negativos recurrentes. El pensamiento positivo atrae la felicidad. Así que organiza tu rutina, de tal forma, que tengas tiempo libre para hacer cosas que te diviertan. No te quedes los fines de semana viendo la televisión.
  6. Si ya te han hablado de los beneficios del deporte para tu estado físico, te diré una más y que tiene relación directa con la reducción del estrés: el deporte libera endorfinas en tu cuerpo, las cuales nos hacen sentir más optimistas y relajados.
  7. Si padeces de estrés o depresión, el consumir alcohol o café no te van a resultar de ayuda, más bien, por el contrario, van a agravar ambos estados.
  8. Lo más complicado luego de las vacaciones, es volver a regular nuestras horas de sueño. Está comprobado científicamente que dormir menos horas de las recomendadas suele provocar mayor ansiedad y estrés en nosotros. Así que tu primera meta a cumplir desde ahora es lograr dormir tus 7 u 8 horas diarias como mínimo.
  9. Si acabas de regresar de vacaciones, no vayas a realizar tus actividades como lo hacías antes. Esto es como el fútbol, necesitamos calentar para lograr un buen rendimiento en el partido oficial. Comienza a hacer las actividades más sencillas y que agoten menos tu mente.
  10. Si te vas fuera de la ciudad, asegúrate de regresar unos días antes de tu vuelta al trabajo. Esos días en casa te permitirán retomar de manera progresiva tu rutina diaria.

¿Alguna vez has sufrido de estrés post vacacional? ¿Cómo lo superaste?

Vía: diariodelviajero.com / tusbuenosmomentos.com

Foto: saludpasion.com

Artículos Relacionados

comments