LA CIUDAD DE LOS VICIOS

Image from 4shared

Elvis, dice que descansará su cerebro y no empezará ninguna universidad. Por lo pronto, desayuna con premura y enciende su computador para dotear desde las ocho de la mañana hasta el mediodía. Mamá da de comer al hijo imberbe, él duerme la siesta y empieza de nuevo.

Mayra, la hermana,  le acaba de increpar que se pasa de ocioso. Ella le arrostra que debe trabajar duro como ella. Pero solo basta llegar a fin de mes para gastarse todo lo que tiene en zapatos que nunca usa, en carnitidina para su grasa generosa e inyecciones para las nachas blandas.

Roy, el hermano, ha sido de sobra enfático y le ha exigido a la hermana que colabore con la casa. Con aires desdeñosos deja unos billetes de respeto en la mesa de centro; pero no cuenta que le gusta demasiado el futbol y el “full vaso”. Tres días a la semana tiene por deleite meterse una buena tranca y lograr sus goles a costa de su trabajo. Arguye que el alcohol es sólo ocasional.

Doña piedad está molesta con todos, ella tan puritana no sabe de vicios y se guarda para el domingo de Misa. Mientras se guarda, todos los días desde las once de la mañana se embebe en las novelas de todos los canales. En zapping pasa de canal en canal para seguir donde la dejó. Y si acaso irrumpe, algún estulto, aquella sacrosanta meditación, furibunda descuenta sus platos sobre sus cabezas.

Papa, no. Don Augusto queda exento del ojo siniestro. El debe estar ocupado con su otra familia de vicios  en la otra ciudad de los vicios.

Así nuestro trabajo se reduce a la nada. Pocos tienen proyectos grandes, prefieren la dependencia y el confort de un salario regular que les procure los más superficiales placeres de una vida causal. Reestructuremos nuestras prioridades y empecemos a germinar desde el hogar, así como existen familias de vicios que forman ciudades de vicios; las empresas de vicios también pululan por doquier.

– JOHN SANTIVAÑEZ

| Coach & Consultor | @tayiel

Sobre Equipo Pymex JS 11 Artículos

Apasionado por las ventas. Innovador de nuevas estrategias comerciales y motivador personal. Solazado en la escritura edificante e inspirado por el desarrollo individual de cada colaborador.