La mentira como socia del éxito

lobo-con-piel-de-oveja

Hay muchos intereses en juego. No es gratuito que tantos medios nos quieran vender la figura del éxito como algo fácil de alcanzar. Para tal fin, se sirven de numerosas mentiras o engaños. Hablamos de mentiras, no sólo por la presencia de juicios falsos, sino también por omisiones o por creaciones de historias grandilocuentes. El esfuerzo está de más. Si quieres alcanzar tus sueños, debes hacer lo que A dice, o lo que B hizo; aseguran todos estas fuentes de desinformación.

LOS CASOS MÁS COMUNES

El especialista en temas de emprendimiento y redactor del New York Times, Ramit Sethi, nos muestra cómo la fábula inunda las historias de éxito. Algunas de las más comunes suelen ser mitos como los que mostramos a continuación:

  • Las mujeres se sorprenden cuando ven en las revistas a esas actrices o modelas famosas luciendo cuerpos esbeltos, asegurando que no siguen ninguna dieta y que les obsesionan los dulces. Por supuesto, que eso es lo que nos quieren vender. Que una pastilla milagrosa o la cirugía lo pueden hacer todo. La verdad detrás de esas fábulas, es que esas actrices o modelos pasan horas completas de esfuerzo físico y también, siguiendo una dieta rigurosa baja en carbohidratos.
  • Para los hombres, resulta envidiable la forma como se desenvuelve un amigo en las fiestas, por su carácter jovial, su facilidad para entablar amistades con el sexo opuesto, y sobre todo, esa capacidad de adueñarse de todos los escenarios, de convertirse en “el rey de la fiesta”. Cuando se le pregunta a este hombre cómo uno puede ser como él, se limita a decir “es que así soy yo, es natural en mí”. Lo que este ser exitoso en el terreno social esconde es que, posiblemente, haya pasado años y años aprendiendo de sus propios errores hasta convertirse en un refinado ser social.
  • En el terreno de los negocios, también se crean mitos en torno al éxito. Los más comunes, los creados por aquellos hombres que aseguran surgieron de la nada, que estaban económicamente a la par de un indigente, y que su visión para los negocios los han llevado a donde están. La verdad es perturbadora. Lo más corriente es que muchos de ellos hayan heredado el negocio familiar. No eran unos pobres desamparados, para nada, inclusive, algunos han estudiado en las más prestigiosas universidades peruanas o del extranjero. ¿Crecieron desde abajo? A otro con ese cuento.

¿POR QUÉ LA MENTIRA ESTÁ LIGADA CON EL ÉXITO?

Los exitosos tienen la necesidad de hacerse ver más exitosos de lo que son tejiendo mentiras en torno a sus logros. Los que no lo son, también crean mentiras, para no verse como un desarrapado social, como un perdedor en la vida. El éxito, por tanto, parece estar cargado de una alta dosis de engaño, pero aquí lo que nos preguntamos es si necesario incurrir en mentiras.

No, el éxito no tiene nada que ver con la generación de mentiras o de engaños. Por el contrario, el hombre que tiene verdadero éxito no incurre en tales artimañas, porque se siente completamente seguro de sí mismo. Cuando engañamos a nuestros amigos o compañeros sobre nuestros logros o triunfos, únicamente tratamos de satisfacer al ego, ese enigmática parte de nuestra personalidad tan bien definida por la psicología.

Nuestro deseo de aceptación, de reconocimiento y de poder se sobrepone a nuestros más profundos valores morales. Tenemos la necesidad de que los otros nos vean con éxito, como seres poderosos, y por eso urdimos mentiras. Un verdadero especialista en el terreno de la psicología fácilmente se percataría que lo estamos engañando, que estamos llenos de inseguridad, y que nuestros temores nos invaden.

UNA ENSEÑANZA DE VALOR

Para concluir, citamos un pensamiento del Dalai Lama que seguramente te hará reflexionar sobre lo que significa el éxito en tu vida:

“El planeta no necesita más personas exitosas. El planeta necesita desesperadamente más personas que cultiven la paz, personas que ayuden a sanar y rehabilitar, que narren historias y den amor en todas las formas posibles. Necesita gente que viva de forma significativa en sus lugares de origen, con coraje moral, dispuestos a luchar por un mundo más habitable y humano; y estas cualidades, tienen muy poco que ver con el éxito tal como lo entiende nuestra cultura actual.”

Vía: iwillteachyoutoberich.com / enbuscadeantares.com

Foto: hispaniainfo.es

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.