Las 25 cosas que hacer por tu carrera antes de los 35 años

emprendedores

Todos somos flexibles en nuestras vidas. Tenemos nuestra manera de hacerlo. Pavimentamos nuestro propio camino. También somos de los que decimos que hay un montón de cosas que se tiene que hacer antes de morir o cuando se llega a los 30, 40 años o más. Pero cuando se trata de la profesión o carrera, hay algunas cosas que nosotros recomendamos empezar  más temprano que tarde. Así que si cada año vamos aprendiendo miles de cosas que son lecciones para el resto de nuestra vida, ofrecemos algunas cosas que hacer antes de llegar a los 35 años; cosas que ya debemos tener muy claras.

¿Cuáles son? Aquí te lo decimos:

  1. Errores son el mejor aprendizaje: Al final, somos seres humanos imperfectos que al tomar decisiones equivocadas cometemos fallas, que en la mayoría de casos tienen solución. La lección que queda es aprender de ellos y no repetirlos.
  2. Cuidar la salud: Es de lo más valioso de la vida, sin ella nada más importa. La atención se centra en mantenerse con la mejor condición física, emocional y mental, a través de ejercicio, dieta saludable, mejor calidad de sueño, así como rodeado de buenas compañías y amistades
  3. Necesario encontrar equilibrio entre el trabajo y la familia: El empleo comienza a tener otro sentido; consideras las horas invertidas en el trabajo para pasar más tiempo con la familia. Es decir, vivir con un sentido y misión.
  4. Afecta menos el “qué dirán”: A los 35 comienzas a entender que difícilmente vas a ser cómo el “mundo” dicta. La aprehensión por ser aceptado en cierto círculo desciende porque comprendes mejor que “cuando a la gente no le agradas, no pasa nada realmente”, el mundo no se acaba.
  5. Los celos desgastan: Una gran lección es tener claro que este sentimiento daña las relaciones de pareja y que no es la manera “correcta” de demostrar amor o que esa persona te importa. En cambio, lo “ideal” es mostrar confianza, esta actitud hace que todo sea más fácil.
  6. Dolor no es igual que sufrimiento: El dolor emocional es una manera de saber que algo anda mal y que tenemos que cambiar, pero el sufrimiento es una elección que podemos cambiar para dejar de afligirnos y así seguir adelante con más fuerza.
  7. Escapar de las deudas: Aunque parecen necesarias, no siempre lo son. Causan mucho estrés y problemas. Y entre las cosas que hacer es mejor es adaptar el estilo de vida a los ingresos actuales, administrar los gastos para satisfacer las necesidades y comenzar con un plan de ahorro.
  8. Amor y respeto propio: Cuando se desarrollan estos sentimientos, te sientes merecedor de las cosas buenas de la vida, disfrutas de ellas y vives con motivación. Cuando obtienes éxito y reconocimientos no te autosaboteas. Logras paz interior y llevas una vida más tranquila y relajada
  9. Conocer nuestras habilidades: Se dice que todas las personas más exitosas saben exactamente lo que mejor hacen a base de esfuerzo, optimismo, curiosidad y entusiasmo. Así se va a encontrar nuestra propia superpotencia y habilidades.
  10. Conocer también la debilidad: En el otro extremo del espectro, entre las cosas que hacer es tener la clave para saber cuál es nuestra flaqueza. Una forma de experimentar en la vida diaria para escalar posiciones y ver la forma de alcanzar el éxito.
  11. Aprender a delegar: Nadie puede hacerlo todo, y sobre todo si se va subiendo peldaños, se va a necesitar saber la diferencia entre las cosas que debería invertir su tiempo en y las cosas que no debería. Y, quizás lo más importante, ser capaz de delegar con eficacia y comodidad a los demás miembros del personal, su pareja o al proveedor de cuidado de niños.
  12. Pedir consejos a personas diferentes: Muchos de tus amigos y contactos sólo te han conocido haciendo una cosa, la que estás haciendo ahora, la que ‘siempre’ les has dicho que haces, la que siempre te han visto hacer, la que esperan que hagas. Deja de pedir consejo sobre tu vida profesional a los que no te imaginan haciendo otra cosa.
  13. Busca otras opiniones y perspectivas diferentes: Pide asesoramiento y apoyo a aquellos profesionales que ya son lo que tú quieres ser, síguelos e interacciona con ellos en las redes sociales, aprende de sus blogs y websites, participa en las actividades de formación que organicen y úsalos como referentes en tu transición profesional.
  14. Perseguir un objetivo claro: La falta de conciencia, de claridad o determinación sobre lo que se quiere conseguir suelen generar falta de iniciativa y dependencia de aquellas otras personas que si determinaron su propósito.
  15. Convertirse en un profesional nuevo dentro de tu empresa: El concepto de “despido Interior” es un término acuñado en Alemania por primera vez en el año 1982 y que se define como la renuncia a poner empeño en el trabajo. Despido interior es otra de esas etiquetas que viene a describir y resaltar lo mal que se sienten muchos trabajadores dentro de sus empresas por lo mal que se organizan y les organizan.
  16. Empezar algo nuevo: El fracaso como fuente de aprendizaje es un lujo que hay que administrar con prudencia, las personas son muy diferentes en cuanto al margen de fracaso que pueden tolerar o aprovechar. Iniciar una reinvención personal o profesional sin datos, sin vivencias suficientes, sin una toma de decisiones basada en suficientes alternativas, no es una reinvención, es una chapuza existencial.
  17. Considerar lo que no nos gusta: ¿Cómo sabes que algo no te interesa si no le dedicas el tiempo suficiente a experimentarlo? Da una oportunidad a lo que crees que no te gusta. Siempre tienes tiempo de rechazarlo.
  18. Haz más de lo te gusta hacer mientras haces lo que tienes que hacer: Esta reflexión confirma que uno de los mayores errores profesionales es no intentar ganarnos la vida haciendo aquello con lo que disfrutamos. El esfuerzo que nos exigiría intentar trabajar en lo que queremos puede ser una excusa perfecta para resignarnos a trabajar en lo que no queremos.
  19. No pensar solamente en títulos o en profesiones, sino en habilidades y servicios: Hay que identificar proyectos concretos que puedan ayudarnos a descubrir nuevas líneas profesionales y poder probarlas en actividades y contextos concretos.
  20. No “construir un sueño”, trabaja en la dirección que a uno le interesa: La construcción de una carrera profesional satisfactoria tiene más que ver con la construcción de hábitos que con la forma en que obtenemos los ingresos.
  21. La vocación no se espera, la vocación se construye: Cualquier campo o actividad puede interesarnos si le dedicamos el tiempo y el cariño necesarios. Cuidado con sobrevalorar las supuestas vocaciones. No existe el amor verdadero o las medias naranjas, lo importante siempre es el zumo.
  22. Si la vida que quieres no viene, mira a ver dónde se ha metido: Muchos dirán “se fueron al extranjero para buscar empleo”. La vida cambia cuando cambiamos de lugar. Es tan simple que asusta, es tan sencillo que merece la pena probarlo.
  23. No gestiones el tiempo, gestiona lo que haces: Saramago dijo en una entrevista “he sido muy afortunado, si hubiera muerto a los 60 años no hubiera sido escritor”.
  24. Deja de avanzar por una vía muerta: Dijo George Orwell que la forma más rápida de terminar una guerra es perdiéndola. Que te despidan de un trabajo o que tu pareja te deje no son las mejores formas de cerrar etapas, pero son las mejores cuando tú no eres capaz de hacerlo.
  25. La reinvención se esconde tras cada pequeño evento vital o profesional: Un pequeño cambio acaecido en la esfera personal o profesional puede suponer un impulso, una excusa o una oportunidad para experimentar algo diferente, para aprender nuevas habilidades o desarrollarlas.

Vía: mashable

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion