Las enseñanzas que deja Tetris a los emprendedores

tetris-2

Un bloque por aquí, otro por allá. ¿Quién no se acuerda de Tetris? Bueno, tal vez los más jóvenes no se acuerden de él. Tetris fue un juego muy popular en los ochentas y noventas, y consistía en administrar unos bloques que caían en forma perpendicular, alinearlos y formar una hilera completa de bloques. Ese juego fue la delicia de niños y adolescentes por aquellas décadas, y aún hoy, he logrado ver con asombro que muchos jóvenes tienen instalado el juego en su Smartphone.

Pero, no estamos aquí para hablar de videojuegos. Estamos para hablar sobre emprendimiento. ¿No sabías sobre la estrecha relación entre Tetris y la administración empresarial? Pues sí que hay muchos puntos en común, que las descubriremos a continuación:

  1. Cada oportunidad es diferente

Nos caen bloques de diferente forma y color en Tetris. El quid del juego es disponer esos bloques de la forma correcta en el menor tiempo posible. Cada uno de esos bloques es una oportunidad (o un problema, según tu forma de ver). Al igual que en los negocios, las oportunidades surgen bajo diferentes apariencias. Algunas veces serán obvias (como un bloque largo horizontal) o difíciles de ver (como un bloque de figura indefinida). Para ser un ganador en los negocios, tienes que sacar el máximo provecho a las oportunidades que surjan, si no podrías perder el juego.

  1. El ritmo no lo marcas tú

Los emprendedores novatos creen que siempre tendrán el control de su empresa, cuando la realidad dicta todo lo contrario. Si uno quiere crecer como empresario, tendrá que adaptarse al ritmo que imponga el mercado. Igual ocurre en Tetris. A medida que vas superando niveles, los bloques caen con mayor velocidad, y solo si eres diestro lograrás superar los obstáculos. En el ámbito empresarial, tienes la posibilidad de quedarte en un nivel y moverte en ella a tus anchas (zona de confort). Pero, si quieres seguir creciendo ya sabes cuál es el reto: adaptarte.

  1. El riesgo es la clave

Cuando juego Tetris tengo una estrategia que casi nunca me falla: agrupo los bloques al lado izquierdo de la pantalla, hasta que tengo unas diez hileras por completar. Una vez que ya tengo un superbloque concreto, espero los cuadrados o las barras para eliminar filas enteras y obtener mayor puntaje. Es una táctica arriesgada, pero ¿qué cosa no es arriesgada en la vida? En los negocios hay que utilizar la misma estrategia. Abandonar alegrías en el presente para lograr triunfos en el futuro.

  1. La información es necesaria

Esto es algo que los verdaderos maestros del Tetris hacen: ver en la parte superior que bloque seguirá al que está cayendo. Los jugadores inexpertos descartan esta información. En los negocios, el éxito es producto de lo mismo que en Tetris: la información. Si tienes una información diferente a la que tiene a la competencia, cuentas con una ventaja. Si debes pagar por esa información, no importa, es un requisito indispensable para mantenerse en el juego.

  1. Los problemas tienden a acumularse

En Tetris hay poco espacio para las celebraciones. Una vez que has completado una fila, ésta desaparece de la pantalla. En cambio, las filas inconclusas se acumulan más y más, hasta que pierdes el juego. Así también funciona el mundo empresarial. Los éxitos son pasajeros, se gozan un momento, pero inmediatamente hay que estar alertas a los nuevos problemas y amenazas que aparezcan. No vaya a ser que la competencia nos agarre con los pantalones abajo. ¡Cuidado!

Vía: sage.es

Foto: flicks4geeks.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion