10 maneras de hacerse millonario a los 24 años

Lo dice un experto en negocios internacionales que ha ayudado a muchos líderes de empresas a destacar sus marcas en el mundo.

millonarios

Hacerse millonario es uno de los sueños más extendidos en la sociedad moderna. La gente sueña con autos de lujo, viajes de lujo a destinos exóticos, casas, barcos… y mejor si se logra siendo aún joven.

Este es el caso de Daniel Ally, fundador y CEO de Ally Way and Dignify Designs, escritor de libros y un experto en negocios internacionales que ha ayudado a muchos líderes de empresas a establecer y destacar sus marcas en el mundo.

Precisamente, en un artículo en Business Insider, Ally, de 24 años, narra la historia de cómo siendo un veinteañero concibió y persiguió una idea que cambiaría su vida al percatarse de que la mayor parte de los sistemas educativos no enseñan cosas tan decisivas como aprender a distribuir el tiempo, ganar dinero, tomar decisiones, establecerse metas, construir y afianzas relaciones con otras personas, etc.

Así que luego de leer todos los libros que encontró a su alcance sobre este asunto, el joven emprendedor descubrió los 10 secretos de los millonarios, que puso en práctica y que le permitieron entrar en ese selecto club con apenas 24 años, pero no fue sencillo; tuvo que hacer muchos sacrificios y superar cientos de obstáculos, pero estaba determinado a lograrlo.

Te puede interesar: Secretos para ser millonario en menos de un año

1. Manejar a las personas

Ally se volvió un emprendedor a prueba de balas en este rubro. En todo el proceso para generar riqueza, aprendió que saber relacionarse con los demás, que fue clave. Por eso que nadie puede volverse millonario sin tener una actitud proactiva.

2. Perdonar a las personas

Hubo momentos en su vida en el que tuvo que dejar ir a personas que ya no tenían influencia positiva y muchas veces debió aprender a dejar el pasado atrás para aperturar un nuevo capítulo con las personas que no lo abandonaron.

3. Administrar las finanzas

En su primer año de emprendedor Ally sufrió en su alimentación al no poder comer como debía.Tuvo que pagar cargos por sobregirar sus tarjetas de crédito, vender su automóvil y en general, lo pasó muy mal. Debió aprender todo lo relacionado al manejo de dinero en cursos de finanzas personales y administración de negocios.

emprendedor

4. Pedir ayuda

Hubo una época en que su negocio llegó al punto que necesitaba contratar a personas correctas. Así que pedir ayuda jamás fue su fuerte, pero tenía que hacerlo a pesar que tenía un ego poderoso.

5. Cambiar de actitud

Uno de sus peores hábitos era crear excusas. Solía culpar a su educación, a sus padres y hasta al medioambiente por todo lo que no había logrado, en lugar de tomar el control de su vida. Pero Alli aprendió a dejar atrás estas limitaciones.

6. Correr riesgos

Muchas veces Ally debió dar un salto sin saber en dónde iba a caer. ¿Da temor? ¡Por supuesto! Pero una vez que lo hizo, valió la pena.

7. Volverse profesional

Cuando Ally se iniciaba en los negocios, él mismo diseñaba sus sitios web, se cortaba el cabello y hasta le cambiaba el aceite a su auto. Hoy deja esas labores a profesionales para concentrarse en lo que sabe realmente.

8. Estudiar sin descanso

Cada año, sin excusas, Ally leía al menos 100 libros para convertirse en un experto en su rama. Y por supuesto, trata de aprender lo más posible de todas las personas con las que hace contacto.

9. Adquirir nuevas habilidades

Siempre Ally practicaba sus charlas, escribía un mínimo de 3,000 palabras al día, mandaba miles de correos electrónicos a la semana y varias llamadas telefónicas importantes durante su jornada. Todo lo hizo como el mejor profesional.

10. Confiar en otros

En su proceso de generar riqueza, existieron tiempos difíciles en los que se ponía mal emocionalmente y debía acercarse a sus amigos. Esos momentos de vulnerabilidad le ayudaron a liberar las presiones y manejar su ansiedad.

Vía: Entrepreneur
Foto: blogtalkradio.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL