10 palabras mágicas para obtener lo que quieres

Existen algunas palabras que tienen poder para conseguir algo sin importar la situación.

palabras-con-poder

Las palabras que se usan cada día dan forma a las propias realidades de cada ser humano, se den cuenta o no. Las frases que se escogen entonces dejan una profunda impresión en las personas de alrededor, ya sea a través de conversaciones amables en la tienda o en intercambios formales como una junta con un cliente.

Y si diversas situaciones y diferentes empresas requieren varios niveles de vocabulario y tono, lo cierto es que existen palabras que tienen poder sin importar la situación para lograr conseguir algo.

Así que la próxima vez que se trata de obtener algo de la otra persona, ya sea un aumento de sueldo hasta una inversión, aquí hay 10 palabras que pueden ayudar a obtenerlo.

1. “Porque”

Esta palabra es el conducto que se usa para explicar las motivaciones para lo que se pide. Este vocablo es como “petición + razón” y prueba que esta combinación aumenta la probabilidad de obtener lo que se está pidiendo.

2. “Gracias”

Se trata de la más simple expresión de agradecimiento que al incluirla en una conversación, se hará que sea vista de manera positiva. Con ello se demuestra aprecio, lo que hará que las personas estén más interesadas en la persona y dispuestas a ayudar.

3. “Tú”

Muchas personas solo hablan de sí mismas al hacer una petición. Dicen cosas como “Quiero esto porque lo necesito”, tratando de expresar la petición a través de la perspectiva de la persona con la que se habla. Pero, ¿cómo tomarán tal petición? Por ejemplo decir algo como “creo que verás un aumento en las ventas si implementas esto” hará que quien escuche sea el centro de la conversación.

4. “Si…”

Este condicional permitirá romper una situación en sus elementos más básicos y ayudará a explorar resultados hipotéticos. Mientras se haya hecho una investigación previa, se verá mejor al momento de presentar las ideas. Por ejemplo : “Si se elige la Opción A, se tendrá incrementos de productividad y costo, pero si vamos con la Opción B, todo seguirá sin cambios”.

Te puede interesar: Convence a un inversionista en 3 minutos

convencimiento

5. “Podría”

Usar esta palabra implica apertura, al contrario de palabras como “No” y “Jamás” y que mantiene la conversación positiva permitiendo explorar posibles resultados, algo muy útil, si el interlocutor tiene un contrargumento a la petición. Por ejemplo, “podría encargarme de más cosas y tener trabajo extra, pero preferiría tener más flexibilidad en las fechas de entrega”. No estás diciendo de entrada que no, pero se fija la postura.

6. “Nosotros”

Como la palabra “Tú”, “Nosotros” quita el foco de atención. De entrada nos hace ver menos egocentrista y más abierto. En segunda instancia implica que con el interlocutor sean parte del “mismo equipo” y que cualquier posible beneficio que se pudiera obtener también lo ayudará a él.

7. “Juntos”

Esta palabra opera de manera muy similar a “Nosotros”. Implica un grado de familiaridad y cooperación, haciendo que tus peticiones sean más fáciles de aceptar. Cualquier cosa que puedas hacer para que tu requerimiento (y su posible resultado) se vea como una oportunidad conjunta te ayudará.

8. “Hecho”

Los datos y cifras pueden ayudar en la persuasión. Sin embargo, no se debe olvidar que los hechos con los que se respalde las peticiones deben ser de verdad, respaldado con investigación o evidencia empírica. Usar más datos y hechos en el diálogo fortalecerá la postura y brindará un ángulo más persuasivo.

9. “Abierto”

Durante una conversación muchas veces no se va a estar de acuerdo con todo lo que la otra persona diga y no se va a cumplir con todo lo que te pida. Negarse a escuchar lo que se tiene que decir o al usar palabras como “ NO” o “Nunca” es muy contraproductivo. En su lugar, hay que decir que se está “abierto” a escuchar la idea, pero se debe conocer más sobre la propuesta antes de comprometerse..

10. “Vas / Voy”

Estas palabras cambian la acción al tiempo futuro y comprometen a llevar la conversación al plano de la realidad. Decirle al interlocutor que se VA a hacer algo convierte la discusión en una acción concreta, ofreciendo una visión clara y mitiga las posibilidades de una falla en la comunicación.

Conclusión

Así que estas 10 palabras no son mágicas ni afectan a los interlocutores al nivel de control mental, pero si son usadas en el contexto correcto pueden abrir la puerta para una negociación beneficiosa. Uno se verá más abierto, persuasivo e inteligente, lo que te ayudará a obtener lo que se quiere.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados