10 pautas para evitar la fuga de talentos en tu empresa

fuga-de-talentos

fuga-de-talentos

Lo más complicado para una empresa puede resultar hacer que ella sea rentable, ese trayecto con altos y bajos alcanza a ser el verdadero reto para cualquier emprendedor. Cuando se haya conseguido la estabilidad dirigiendo nuestros pasos hacia un futuro prometedor, entonces, es cuando no debemos bajar la guardia. Entre las responsabilidades que debemos vigilar tenemos la de crear un ambiente agradable para nuestros empleados, ya que por cualquier motivo debemos evitar la fuga de talentos de nuestra empresa. Todos nuestros esfuerzos iniciales se irían al tacho. No hay que subestimar la importancia de un factor como el ambiente laboral. A continuación te presentamos 10 señales que te indicarán que tu empresa no es un buen lugar para trabajar:

  • Falta de confianza. En muchos casos los empleados no tienen ningún tipo de contacto con el líder del negocio, ni siquiera lo conocen, no cuentan así con una apertura para manifestar sus ideas o preocupaciones. En la empresa no se fomentará la confianza ni tampoco una apertura a las ideas de los empleados. Lo cual es contraproducente cuando se intenta que los trabajadores se sientan valorados.
  • Falta de trabajo en equipo. ¿Se trabaja realmente en equipo en tu empresa? La falta de esta colaboración consigue que en tu negocio no se trabaje en coordinación, cada colaborador se las vale por sí mismo y difícilmente trabaja para cumplir objetivos comunes. Existe un principio de anarquía.
  • La importancia de las nuevas ideas. Lo más saludable es no restringir que las nuevas ideas provengan sólo del equipo directivo o del equipo de innovación. Un factor importante debe ser la apertura a la creatividad, una creatividad democrática. Que no exista esta libertad se torna en muchos casos en frustración, sobre todo en los empleados más jóvenes.
  • Compartir los logros con los empleados. Si existen logros que afecten para bien a la empresa, no sólo estos festejos deben reducirse a celebrarse con el equipo directo. Al contrario, deben ser compartidos con todos tus empleados. Si actuamos de esta manera el resto de tu personal se sentirá excluido y por lo mismo no contarán con el orgullo de pertenecer a tu organización.
  • El aburrimiento. Lo peor que le puede suceder a una persona en todo plano de la vida es la desmotivación. ¿Te has fijado qué expresan las caras de tus colaboradores? Si ves caras de abatimiento, es más que seguro que tus empleados no están disfrutando de lo que hacen. Y la consecuencia inmediata de ello es una mala productividad.
  • La fuerza del reconocimiento. ¿Reconoces el trabajo de tus colaboradores con frecuencia? Una política de reconocimiento se torna indispensable a la hora de motivar a nuestra gente. La falta de reconocimiento sólo genera frustración y decepción en los demás.
  • Tu empresa no fomenta el compañerismo. Haz que tus empleados establezcan vínculos de afinidad. Si tus empleados no acostumbran a reunirse para festejar un cumpleaños o salir a comer por simple camaradería, entonces, existe un problema en tu empresa por el cual la atmósfera no admite esos vínculos tan humanos.
  • Un ambiente profesional. Si bien muchos de nuestros colaboradores son profesionales, no muchos actúan como tales al crear chismes  y rumores dentro de una empresa. Estas actitudes infantiles no invitan al desarrollo laboral e incomodan al verdadero profesional.
  • Una arquitectura agradable. Puede suceder que no contemos con un presupuesto suficiente alto para tener unas oficinas muy elegantes. Sin embargo, ello no debe de impacientarnos si las mantenemos lo más acogedoras  y agradables posibles. Una ambiente con estas características siempre nos otorgarán puntos a favor.
  • Favoritismo. No debemos caer en los favoritismos, eso sólo crear grietas entre nuestros empleados. Además, una persona realmente profesional no necesita de estos acercamientos mal vistos por los demás.

Ahora te toca pensar si tu empresa cuenta con estos 10 puntos, ya que si cojea de todos la fuga de talentos será inevitable. ¿Estás listo para hacer de tu empresa un lugar con un mejor clima laboral?

 

Vía: entrepreneur.com

Foto: 20minutos.es


Artículos Relacionados


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion