15 lecciones de liderazgo jugando ajedrez

Un ajedrecista juega a ganar, nunca a perder y de la misma forma todo emprendedor, tiene que vivir para triunfar, nunca para fracasar.

estrategia-de-negocios

 

El ajedrez es un juego que todos deberían de aprender pues enseña a la mente a pensar de una forma totalmente diferente a la tradicional, expande la visión, ayuda a la toma de decisiones y define el concepto de triunfo.

Desde el punto de vista médico-psicológico, el ajedrez es una útil herramienta para conectar los tres cerebros: reptiliano (instinto), límbico (emoción) y neocórtex (juicio). Esta compleja conexión, es ya un logro humano, para toda la vida.

Por eso que es imporrtante jugar ajedrez y concer sus estrategias, porque sobre el tablero, el éxito depende no solamente de tener una clara estrategia y buenas tácticas sino de atreverse a tomar riesgos, decisiones y escuchar a la intuición.

Así que ofrecemos una lista de 15 lecciones sobre liderazgo personal, desde el punto de vista del ajedrez.

1. Lo material no determina el éxito

La desventaja de material o posición, puede ser compensada con iniciativa, una mejor estrategia o paciencia. Para el ajedrecista de la vida, el tiempo es la mayor ventaja y urge aprender a gestionarlo y gozarlo.

2. El peón se convierte en gigante

El peón es el “ejecutivo” del ajedrez. Avanza paso a paso, apoya a otros y jamás da marcha atrás. Juega confiado en el éxito y su tenacidad le ha ganado el derecho de ser “coronado” tras un osado, octavo paso.

3. Cada figura tiene un valor

Conocer a nuestro equipo propicia ganar juntos, muchas partidas. Tendemos a encasillar a cada persona en un rol, no obstante los esquemas mentales son plásticos, se pueden “reorganizar”. Eliminar prejuicios, abre posibilidades para todos.

4. El rey expuesto necesita protección

Si un rey permanece instalado en el centro de la escena, se torna vulnerable, la pieza más débil y debe ser protegido por el resto. Un líder inteligente, se expone sólo cuando se sabe respaldado por su equipo y una buena estrategia.

5. La pieza y su circunstancia

El ajedrez es un juego de consecuencias. Antes de ejecutar, cabe anticipar posibles respuestas para controlar los resultados. Un líder responsable, analiza hábilmente ventajas y riesgos, antes de actuar.

Te puede interesar: Ajedrez y negocios, empleando las mismas técnicas

lecciones-de-liderazgo

6. Las tácticas antes del jaque

Cerca de la derrota, la ceguera de triunfo del otro jugador, facilita al oponente a revertir un mal destino y ganar el lance. El líder creativo replantea -en ese momento- su estrategia, estudia el contexto, ensaya nuevas tácticas, se hace más ágil.

7. ¿De los buenos o de los duros?

Nunca se ganó una partida, abandonándola. El ajedrez requiere gran control emocional. Siegbert Tarrasch, uno de los mejores ajedrecistas y uno de los líderes de ajedrez más influyentes a finales del siglo XIX, decía que en el juego y en la vida, la mejor jugada es siempre “la que se realiza”. Visto así, el líder tenaz es un mago que logra imposibles.

8. Cadena de peones sujeta campeones

La suma de fuerzas de líder y equipo, decide la victoria. El individuo florece en una comunidad audaz, rica en diversidad de talentos, atractiva a sus objetivos y eficaz. En ella, cada miembro aumenta su valor individual y colectivo, de forma exponencial.

9. Si se quiere reinar, cuidar a la reina

La reina es la figura más valiosa y versátil. Equilibra y protege la integridad del líder. Suele ser una persona confiable y de múltiples recursos. ¿madre, novia, amigo, mentor o socio? Identificar, cuidar y mantener cerca a su reina, es la regla de oro.

10. Aprender del error, mil veces mejor

Las jugadas brillantes no ganan partidas, en cambio, las malas sí las pierden. Cometido el error, es necesario aprender de él para no repetirlo. En los negocios y en la vida, la resiliencia y la adaptabilidad, son competencias básicas.

11. El rey nace y también se hace

El peón puede ser promovido a casi cualquier figura de poder, salvo a rey. Para ser líder, no sirve un empujón, hay que trabajar mucho, desde dentro hacia afuera, con pasión. Ganarse el propio respeto para aspirar al de su equipo. Hacerse digno de ser modelado.

12. Ampliar la visión

Para ganar regularmente, se requiere de una visión que trascienda al turno. Estudiar al oponente y mover cada pieza en base al desarrollo de todo el juego. Visualizar y formular objetivos alternos, mejora nuestra capacidad de producir y engranar soluciones eficaces.

13. Preparación constante

Un buen ajedrecista practica estrategia y jugadas candidatas en su tiempo libre. El líder se mantiene en aprendizaje constante, a través de libros, internet, eventos, un mentor o afiliándose a grupos que comparten activamente sus temas de interés.

14. Alertar al espíritu y los sentidos

Antes del torneo, el guerrero necesita mente clara y un espíritu dispuesto. En la vida, se puede valer de la meditación, el ejercicio, la alimentación sana, el sueño y ocio reparador para mantener agudos y funcionales el buen ánimo y los sentidos.

15. Unirse a una Comunidad

Esto es importante en ajedrez; este grupo reconoce la calificación oficial, como las universidades o institutos, certifican los avances académicos. La discusión desarrolla la habilidad de análisis, organización y enfoque en soluciones. Comunidad es, además, el grupo de colegas y asociaciones que los reúnen, el colectivo que congrega nuestros intereses, la familia, la sociedad y por supuesto, el equipo.

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments