3 hábitos engañosos de liderazgo que frenan tu éxito

Conoce aquellos hábitos que terminan por dañar las oportunidades de éxito.

lideres

Todo emprendedor trabaja en un ambiente de gran presión, pero se recibe toda la gloria cuando la empresa triunfa pero también toda la culpa cuando le va mal.

Esta búsqueda constante para tener un buen desempeño puede hacer que se desarrollen hábitos que terminan por dañar las oportunidades de éxito. Y los hábitos que más perjudiciales son aquellos que están asociados con un supuesto liderazgo fuerte.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Aquí te dejamos tres de estos hábitos engañosos y cómo pueden ser eliminadas para siempre.

1. Sentir que se sabe todo

La presión por tener todas las respuestas puede llevar a depender demasiado de la historia o tradición y pensar que no se necesita un nuevo plan de juego. Cuando crees que se sabe todo, no hay razón para involucrar a otros en la conversación. Con ese enfoque de “Yo lo sé todo” también viene la falta de la humildad necesaria para cambiar de rumbo cuando se está equivocado.

2. Sobrevalorar las cifras al tomar decisiones

Hoy se puede dar seguimiento y medir casi todo en un negocio. Por eso es tentador querer recoger toda la información para hacer frente a cada problema antes de actuar. Pero demasiados datos pueden paralizar. Y esperar hasta que se tenga la respuesta podría significar perder la oportunidad de mantenerse a la vanguardia de un mercado cambiante. Un ejemplo clásico es Blockbuster, que esperó demasiado tiempo para hacer frente a la amenaza del video en streaming.

3. Enfocarse más en sorprender que en colaborar

Tenemos el caso de una presentación de una hora donde dos altos directivos compartieron numerosas diapositivas con sus empleados para terminar con música animada. Seguro pensaron que habían hecho una súper exposición. Pero en realidad sólo acertaron en la muestra y realmente no atraparon a la audiencia. Los empleados se habían sentido más como espectadores que contribuyentes reales y pensaban que la empresa no valoraba su participación. No se debe tratar de hacer una “exposición perfecta”, más bien, hay que hablar con el público y promoverla discusión.

Vía: escuelapararicos.net
Foto: modoemprendedor.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments