3 técnicas para vencer tus miedos durante una entrevista

miedo-a-la-entrevista

Ir demasiado tenso a una entrevista de trabajo solo es comparable a meterse a una jaula de leones hambrientos. Por ello, tenemos que ir con una actitud sumamente positiva. Eso demostrará a nuestro interlocutor que tenemos una amplia fe en nuestras propias capacidades y conocimientos. ¿Qué empresa no quiere a un colaborador así? Le aseguramos que todas, sin distinción alguna. ¿Le resulta imposible sobreponerse a sus nervios? Le enseñaremos tres técnicas que alejarán sus miedos por completo:

1.       El Pensamiento Positivo

No es la primera vez que te presentas a una entrevista de trabajo. Has tenido experiencias buenas y malas, anteriormente. Recuérdalas. Apunta en una pequeña hoja de papel, los errores que consideras que cometiste. Ahora, líneas abajo, escribe una lista de soluciones que reemplacen dichos errores.

Estás haciendo uso de tu experiencia. La próxima vez que te enfrentes a una entrevista, ya sabrás qué pasos son los correctos. Si te es posible, trata de memorizar las soluciones que tú mismo has encontrado.

2.       La Visualización

¿Quién, ante una situación incómoda, no ha preferido estar en un lugar apacible, fuera de todo estrés y haciendo lo que a uno le gusta? De eso se trata la visualización. De trasladarse imaginariamente al espacio que nos resulta cómodo.

Si sabes, de antemano, que te pones excesivamente nervioso en una entrevista laboral, es necesario que practiques. Escoge un lugar de tu casa donde nadie te moleste, siéntate de la forma más cómoda posible, cierra los ojos y respira profundamente. Esta operación puede tardar uno o dos minutos. Luego, escoge el momento perfecto para ti. Una playa, una cena en un restaurante, un paseo en un auto lujoso, tienes la libertad de elegir. Practícalo varias veces. Una vez que te toque dar una entrevista de trabajo, te podrás trasladar fácilmente, sin necesidad de repetir toda la operación.

3.       El Anclaje

¿Conoce sus defectos? ¿Cree que le falta locuacidad al hablar durante una entrevista? ¿Tal vez, no tiene seguridad en sí mismo? ¿No siente confianza? Bueno, pues déjeme decirle que todo el mundo vence dichos defectos en circunstancias que le son propicias. Quizás, sí demuestre confianza en un partido de fútbol. Claro, dirá “las circunstancias son diferentes”. Por supuesto que son diferentes, pero puede usar eso a su favor.

El anclaje consiste en asociar nuestra debilidad (en este caso, la falta de confianza), con un objeto específico (un partido de fútbol). Puede recrear el escenario de la entrevista laboral como si de un encuentro deportivo se tratara. Puede llevar en su billetera una foto cuando ganó un campeonato de fútbol. Así sentirá la misma adrenalina durante la entrevista laboral. Y tendrá todo listo para salir ganador.

Vía: entornocoaching.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.