4 consejos de la número dos de Facebook para empresas que desean apostar por las mujeres

Sheryl Sandberg es conocida por haber ayudado a la red social en sus épocas de vacas flacas, salvando a Facebook de la debacle bursátil que vivió mayo de 2012.

Es considerada la mano derecha de Mark Zuckerberg, y la mujer que en los hechos convirtió a la red social en una empresa rentable, luego del debacle bursátil de mayo de hace 5 años.

Se trata de Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook y abanderada del movimiento de empoderamiento femenino en las empresas. Precisamente, su plataforma LeanIn.org acaba de publicar un exhaustivo análisis sobre la situación de la mujer en la América corporativa.

Los resultados, la verdad, no sorprenden demasiado. Las trabajadoras tienen menos posibilidades de alcanzar puestos directivos que sus compañeros (por cada 100 mujeres que ascienden a un puesto directivo, hay 130 hombres).

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Pero el informe incluye también una serie de consejos para las empresas que se tomen en serio la cuestión; una suerte de hoja de ruta hacia la igualdad de género que incluye cuatro puntos:

1. Convertir la diversidad de género en prioridad de todos

Las empresas, asegura el informe, tienen que hacer un esfuerzo por explicar a los trabajadores por qué la diversidad es importante y su impacto positivo tanto sobre la propia empresa como sobre la sociedad en general. Los altos cargos tienen un papel clave en este sentido. El 62% afirma que el asunto es prioritario para ellos. Pero solo el 28% de los empleados dice que esos directivos fomentan un auténtico diálogo sobre el tema.

También es importante la transparencia. Menos de un tercio de las empresas comparte con los empleados datos sobre igualdad y solo en un 4% de los casos la transparencia es absoluta; es decir, se comporten todos los datos.

2. Garantizar una política de contratación y ascensos justa

El 73% de las empresas dice reclutar a empleados de minorías (el dato incluirá también las minorías étnicas, una cuestión que se tiene muy en cuenta en Estados Unidos), pero solo en el 46% de los casos se exige que haya diversidad en la preselección de candidatos.

Eso en lo que se refiere a las nuevas contrataciones, porque el porcentaje baja aún más cuando de promociones internas se habla. Solo el 4% de las empresas recurre a la contratación a ciegas. Este sistema elimina del proceso los datos personales del candidato.

Te puede interesar: Mark Zuckerberg revela cuál es su regla de oro para contratar personal

3. Formación para acabar con los comentarios y comportamientos machistas.

Siguen siendo habituales, incluso en el caso de empresas comprometidas con la igualdad. Solo el 24% de los trabajadores dice que sus superiores censuran el lenguaje y los comportamientos discriminatorios. ¿Cómo corregir esta situación? Según la investigación, la única solución es formación, formación y más formación.

4. Medir y establecer objetivos

La mayoría de las grandes empresas (al menos en Estados Unidos) recopila datos sobre igualdad de género, aunque queda mucho por hacer en este terreno. Por ejemplo, el 91% hace un seguimiento por niveles de responsabilidad, pero solo el 58% controla la brecha salarial.

Los responsables del estudio indican también que establecer objetivos es clave, porque permite controlar la evolución de la situación y plantear nuevos objetivos según se van cumpliendo los originales.

Vía: mujeersaseguir.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL