4 millonarios que crearon sus fortunas de la manera más absurda

Las ideas millonarias no siempre son brillantes, a veces pueden ser las más absurdas y en las que ninguna otra persona hubiera creído. Pero estos emprendedores le apostaron todo a su idea sin temor.

negocios-de-exito

Cuando se trata de hacerse millonario de forma inesperada, no falta quien argumente que un elemento clave, es la suerte. En todo caso, se podría comprar un billete de lotería o aspirar a un “golpe de suerte” en los negocios.

¿Pero cuáles eran las probabilidades de que hicieran dinero de esta manera?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. La página del millón de dólares

En el 2005, Alex Tew, un estudiante inglés de 21 años que buscaba financiamiento para sus estudios universitarios en gerencia, creó “The Million Dollar Homepage”, una página que ofrecía píxeles -puntos en la imagen- en venta.

La idea era interesar a compañías interesadas en colocar publicidad, a cuyos sitios se podía acceder haciendo clic en los puntos adquiridos. El costo era US$1 por píxel y la compra mínima era un paquete de 100.

Lo cierto es que la página alcanzó popularidad casi instantáneamente, de tal modo que luego de cuatro meses y medio después de su lanzamiento, Tew subastó los últimos píxeles en eBay. En el 2008, Tew fundó Popjam, una red social destinada a empresas.

negocios

2. La web sobre pizza

En el 2008, el dueño de una empresa de software llegó a los titulares de la prensa por la increíble suma que obtuvo de la venta de un sitio web. Chris Clark pagó US$20 por el dominio pizza.com en 1994, cuando internet estaba en pañales. Catorce años después decidió subastarlo que, para su propia sorpresa, obtuvo la suma de US$2,6 millones.

Lo único que lamenta: no haber comprado más dominios en los años 90. Ahora Clark es vicepresidente de tecnología de Score, una ONG dedicada al crecimiento de la pequeña empresa.

negocios

Te puede interesar: 8 ideas que resultaron grandes negocios

3. Los huesos de pavo de la suerte

A Ken Ahroni se le “prendió el foco” durante una cena de Acción de Gracias en 1999, lo que le dio la idea que haría su fortuna. Se trata de la tradición del hueso de la suerte del pollo o del pavo, esa de forma de “V” por la que dos personas toman, una por cada punta, para pedir un deseo antes de partirlo.

Ahroni había visto lo frustrante que resultaba para muchos el que hecho  que hay uno solo de esos huesos de la suerte en todo el ave, lo que significa que sólo dos de los comensales pueden participar de la tradición. Así nació Lucky Break Wishbone Corp., dedicada a crear versiones de plástico que pueden distribuirse a todos.

Aunque la compañía no tardó en alcanzar el millón de dólares, pronto se vio envuelta en una serie de demandas legales por derecho de autor. En el 2010 un tribunal estadounidense le otorgó US$1,7 millones en daños en un caso contra Sears.

millonarios

4. La “mascota perfecta”

Gary Dahl era un ejecutivo del mundo de la publicidad de California cuando tuvo la lucrativa idea de convertir una conversación con unos amigos en los años 70 en un negocio. La conversación versaba sobre lo difícil que es tener la mascota perfecta. Dahl dijo bromeando que él la tenía: era una piedra.

No pasó mucho tiempo antes de que Dahl estuviera vendiendo, con gran éxito, piedras como mascota, con una caja y un libro de instrucciones incluidos. Los “pet rock” fueron furor entre 1975 y 1976, con más de 1,5 millones vendidos a razón de casi US$4 cada uno. Dahl, murió el año pasado a los 78 años.

negocios

Vía: BBC

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments