4 tipos de funcionarios problemáticos

funcionario problematico

Por más que una empresa se esmere para seleccionar buenos funcionarios, la dinámica del trabajo acaba revelando que no todos se ajustan bien a su engranaje. Con el tiempo, la satisfacción en el trabajo o la incompatibilidad de personalidades aflora y algunos miembros del equipo terminan ocasionando problemas a los jefes. Pero si esos problemas fueran ignorados podrían empeorar. Por eso, es necesario actuar de inmediato para evitar daños al clima laboral.

Hay 4 tipos de funcionarios que causan dolores de cabeza, según la abogada Lisa Guerin de la revista Entrepreneur, para los cuales da consejos de cómo evitar que su mal comportamiento perjudique el desempeño del negocio:

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. El rey de las jergas

Muchas veces nos encontramos ante uno nuevo funcionario contratado, quien nos sorprende con sus habilidades. Todo va bien, hasta que éste abre la boca. Para él todas las frases tenían que llevar alguna jerga o muletilla. Ello ocasiona que se deje una mala impresión con los clientes de la compañía, especialmente los corporativos. Lo mejor ante esto es que, antes de contratar a un funcionario, evalúelo por unos tres meses a fin de saber si su comunicación es adecuada con los parámetros de la empresa.

 

2. El desaparecido

Alguna vez habrá sido testigo de que después que se le da licencia a un empleado para recuperarse de un accidente o enfermedad, este comienza a llegar tarde al trabajo, sale más temprano y hasta se da unas escapadas a la hora de almuerzo. La falta de compromiso con los horarios muchas veces es señal de que el funcionario tiene problemas en casa o está insatisfecho con el trabajo. Por esa razón es fundamental llamarlo para conversar y escuchar cuál es su problema.

 

3. El rebelde

Randy Cohen, dueño de Ticket City, una empresa que vende boletos para eventos deportivos y conciertos, nos cuenta que tenía un vendedor brillante pero que pensaba que su talento le permitía salirse de las reglas de la empresa. Todo el día el dueño tenía que llamarle la atención al joven y corregir su comportamiento. Anteriormente, él ya había encontrado problemas con algunos empleados que manejaban vehículos de la empresa a alta velocidad y otros que bebían alcohol en horas de trabajo. Lo que hizo Cohen fue despedir a los miembros del equipo que no pretendían seguir las reglas de la empresa. Es importante imponer disciplina e investigar ciertos comportamientos riesgosos en sus empleados.

 

4. El “lengua de trapo”

Existen funcionarios que adoran hablar mal de una empresa y de sus jefes con sus colegas de trabajo, y hasta con los clientes. Esto definitivamente deteriora el clima laboral y puede acabar con destruir la moral de la empresa. Lo mejor es tener una franca discusión con ese empleado que envenena el clima de la empresa, detectar la causa del problema, el porqué de la actitud del trabajador y cómo resolver las cuestiones que incomodan.

¿Tiene alguno de estos funcionarios en su empresa?

 

Fuente: Revistapegn.globo, revista entrepreneur

Imagen: empleare.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex PU

Deja un comentario