4 veinteañeros de Silicon Valley te dan sus consejos para empezar tu negocio

Ser exitoso a menudo significa aprender de aquellas personas que ya lograron sus metas, como la de estos emprendedores que no pasan los 30 años.

Silicon Valley es una región californiana que se ha convertido en la cuna del emprendimiento y que se ha convertido en un poderoso imán que atrae a jóvenes talentosos de Estados Unidos y el mundo.

Precisamente, en la última década, Silicon Valley se ha visto “invadida” de jóvenes y donde es nada raro  que un Gerente General tenga 23 años. Y ello quedó demsotrado al realizarse el “Tech in Motion Silicon Valley” en la ciudad de San José, California, se reunieron cuatro de esos veinteañeros en las oficinas de Microsoft en Mountain View.

Los participantes fueron: Steven Eidelman, co-fundador de Whistle; Lisa Falzone , gerenta general y co-fundadora de Revel Systems; AJ Forsythe, gerente general y co-fundador de iCracked y Morgan Knutson, director de diseño de productos en Dropbox.

A continuación te ofrecemos las lecciones más importantes que ellos confesaron en dicha reunión:

1. Aceptar que el trabajo soñado no será genial todo el tiempo

No es sorpresa que para conseguir lo que se quiere se debe hacer algunos sacrificios. Sin embargo, los miembros de la Generación Y, creen que el trabajo debe ser satisfactorio a niveles personales. “Creo que usualmente el mensaje se mal entiende y no comprendemos que se trata de tener que trabajar más duro que nunca, tener malos ratos y no obtener una felicidad inmediata”, explicó Forsythe.

2. Contratar a la gente adecuada es muy importante como para tomárselo a la ligera

Incluso aquellos que se dedican a contratar personas, aciertan sólo el 70% al 80% del tiempo. “Creo que es mejor esperar a la persona correcta. Una vez me demoré 9 meses en encontrar a la persona que dirigiera el departamento de Recursos Humanos”, reveló Eidelman.

3. Cuando se busca talento no se puede pagar poco

Knutson piensa que independiente de todo lo que se hable de la satisfacción personal los negocios existen para hacer dinero. Las personas que se quiera contratar entienden esto y no aceptarán menos de lo que sienten que merecen. “Si la persona es genial, no voy a querer que se vaya y le pagaré lo que sea necesario”, agregó.

4. Con lo anterior en mente, derrochar el dinero puede acarrearte personas que no se necesita

Si se tiene a alguien que desde el principio viene con una actitud de superioridad porque en su trabajo anterior ganaban mucho, será un problema en el futuro”, dijo Eidelman. Mientras que Knutson coincidió al afirmar que si la primera pregunta en una entrevista es sobre las compensaciones monetarias, se debería desecharlos inmediatamente.

Te puede interesar: CEO de 29 años comparte sus consejos a jóvenes emprendedores

5. No dar por sentado que serás millonario

Forsythe comentó que prefiere obtener sus ganancias en adjudicaciones de acciones y aconsejó a a los demás a pensar de la misma manera. Para ser exitoso es importante tener una cierta cantidad de dinero con la que puedas comenzar y de la que puedas vivir. Según él, las acciones debiesen ser vista como tickets de lotería y nada más.

6. Los proyectos nuevos son lugares donde se puede adquirir mucha experiencia, pero casi nada de entrenamiento formal

Debido a que la mayoría de estos proyectos son iniciados por personas que acaban de salir de la universidad, se suele creer que pueden ser el primer trabajo perfecto, pero no es tan así. “Las empresas que recién comienzan no tienen ni tiempo ni personal para entrenar personas. Si lo que buscas es aprender por ti mismo, entonces te recomendamos unirte a una compañía que recién comienza”, explicó Falzone. Por lo tanto, si se necesita una experiencia más estructurada, una compañía grande y con experiencia es lo tuyo.

7. Crear redes de contacto funciona sobre todo cuando no se siente como estar creando un contacto

Y el consejo de Eidelman es no presionar a la gente inmediatamente cuando se trata de buscar socios. Él y su co-fundador pasaron dos años trabajando en acciones antes de obsesionarse con la idea de Whistle. En este punto les fue posible contactar y pedir ayuda nuevamente a personas que habían conocido anteriormente. “Muchas de las personas que nos apoyaron en las primeras etapas fueron personas que habíamos conocido al salir de la universidad. Las relaciones son importantes”, comentó.

8. Usar el poder de la narrativa

Forsythe, cuya empresa repara pantallas rotas de teléfonos inteligentes, contó que escribió lo siguiente en la pizarra de su oficina: “Cuenta historias y explica el por qué”. Es un mensaje que ocupa como un mantra para mantenerse motivado e incentivar a quienes lo rodean. “Siempre es importante poder volver hacia la idea original de por qué estás haciendo lo que estás haciendo, la mejor manera de realizarlo es contando historias”, aseguró.

Vía: accionpreferente.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL