5 consejos de marketing personal para introvertidos

marketing personal

Para prosperar en el mundo del emprendimiento no basta obrar de manera correcta, también es necesario demostrar que usted es bueno. Sin embargo, no todo el mundo es consciente de esa autopromoción. Según el emprendedor y escritor Paul Jarvis no hay otra alternativa, sin un buen marketing personal, no hay forma de conquistar el éxito.

De acuerdo con Jarvis, un emprendedor que no tiene la facilidad para vender un producto o servicio bien puede contratar a alguien con esa capacidad. Pero, a la hora de vender sus propias cualidades, no hay quien puede hacer eso por él. En un artículo de la revista Inc. Jarvis da ciertos tips para quien es tímido y tiene problemas para venderse a sí mismo:

 

Use las redes sociales

Si el emprendedor tiene dificultades para abordar a las personas el uso de las redes sociales es una buena opción. El usuario que lee sus respuestas en Facebook no lo ve a usted tartamudeando o sudando frío. Más allá de eso, es más fácil demostrar simpatía. Cabe resaltar que no siempre esta manera de abordaje online es mejor, pues hay asuntos que deben ser discutidos de manera personal.

 

Ensaye su discurso

Cualquier señal de nerviosismo puede ser atenuado si el emprendedor en cuestión sabe de qué está hablando. Cuando usted tenga una reunión importante o una presentación, ensaye su discurso. Otro buen ejercicio es pensar en las preguntas que pueden ser hechas y preparar respuestas para los cuestionamientos. De esa forma, la probabilidad de ser sorprendido es menor.

 

No esconda su timidez

Un emprendedor tímido con un buen marketing personal no necesariamente oculta su introversión. A decir verdad, el secreto es demostrar que la timidez no es un impedimento. Puede ocurrir que el inversionista o el socio comercial valoren esa característica; finalmente, las personas tímidas tienen mayor capacidad de concentración y no pierden tiempo con conversaciones superfluas.

 

Conozca sus límites

Una persona tímida nunca se mostrará como la persona más extrovertida del mundo. Por ejemplo, Jarvis, que se considera introvertido, pero que reconoce tener un buen marketing personal, no tiene problemas en hablar ante un número limitado de personas. Pero cuando la audiencia es grande, el columnista prefiere quedarse en casa. Puede ser que usted sea capaz de hablar en público pero tenga en cuenta qué tan cómodo se sentirá y como explayará sus habilidades de orador en ello. Existen límites, conozca los suyos.

 

Recargue

Jarvis recomienda que para un emprendedor callado pero que hace mucho marketing personal, es importante reservar un tiempo para “recargar baterías de timidez”. Para el columnista, una persona introvertida debe encontrar un tiempo para permanecer solo, sea leyendo, viendo una película o caminando por el parque. Él afirma que, después de unas horas de conversación con personas desconocidas, lo  mejor es buscar un momento a solas.

Y usted, ¿cómo maneja su timidez?

 

Fuente: Revistapegn.globo, Inc.com

Imagen: managementjournal.net

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion