5 cosas que hacen los ricos para ser cada vez más ricos

extremadamente-rico

Está bien, los ricos tienen dinero de sobra, entonces, ¿por qué siguen haciendo dinero? ¿Será solo por cuestiones de capital? ¿O hay actitudes que los que ansían ser ricos desconocen? La frase “el dinero llama al dinero” parece resumir a la perfección esta reflexión. Averigüemos la razón del porqué los ricos son cada vez más ricos y los pobres continúan siendo pobres con el correr de los años.

  1. Se enfocan en el largo plazo

Los pobres viven pendientes del día a día. Cuando no reciben una remuneración inmediata se preocupan. A los ricos, eso no les preocupa. Ellos están orientados a objetivos de largo plazo, es decir, en fines que esperan lograr de acá a 5 años. Pensar en largo plazo te da una perspectiva de vida diferente a la de limitarse a pensar a corto plazo. Pero, para lograr ese cambio de mentalidad, es necesario considerar que cada tarea que realizamos diariamente tiene que ir de la mano con ese objetivo que tenemos a largo plazo. Lo demás solo es pérdida de tiempo.

  1. Invierten en activos que les generan dinero sin trabajar

Esto es algo explicado hasta el hartazgo por numerosos especialistas financieros. El pobre, por ejemplo, se limita a lo que gana como salario. Una vez que recibe el dinero de mano de su empleador piensa en cómo va a gastarse dicho dinero. En cambio, el rico recibe su dinero mensual y destina una parte de dicho capital para invertirlo en activos que le produzcan rentabilidad sin tener que destinar esfuerzo físico o mental en el intento. Las opciones pueden ser tan diversas como inversiones en bienes raíces, negocios, acciones, bonos, depósitos bancarios, compra de divisas o de metales, etc.

  1. Reconocen sus debilidades

Un pobre descubre sus debilidades y se horroriza ante ellas. Por lo general, eligen superar sus debilidades invirtiendo dinero en cursos, especializaciones o posgrados sobre temas que no son de su interés, con el objetivo de ser “más empleables”. ¿Qué es lo que hace un rico? Reconoce sus debilidades y en lugar de buscar superarlas, busca a personas que puedan hacer esas tareas para las que él no se considera competente, y se concentra en mejorar en los aspectos en los que él se considera diestro. Después de todo, si uno se esforzara en ser bueno en todo, nunca dejaríamos la universidad.

  1. Siguen su pasión

Ya lo decía Confucio, “escoge un trabajo que ames, y nunca trabajarás más en tu vida”. Y eso es precisamente lo que hacen los ricos. Los pobres en cambio se limitan a la satisfacción monetaria que les deja el trabajo. Es decir, eligen la profesión o el empleo que más dinero les ofrece, y se olvidan por completo de su pasión. Los más grandes multimillonarios del mundo iniciaron su vida empresarial sin la certeza de saber si obtendrían dinero con su trabajo. La mayoría de ellos solo cargaba con su pasión entre las manos.

  1. Continúan a pesar de haber alcanzado sus metas

Sencillamente, los ricos no se duermen en sus laureles. Mientras los pobres, tras un éxito económico inesperado, quedan atosigados por el triunfo, para los ricos, estos éxitos representan tan solo el primer paso para la consecución de nuevos desafíos aún más complicados. Es lo que los envidiosos denominan como “desmedida ambición”. ¿Y desde cuándo la ambición pasó de ser un deseo positivo en uno negativo?

Vía: entrepreneur.com
Foto: businessinsider.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion