5 cosas que los ejecutivos exitosos jamás hacen

Emprendedor puede ser en realidad cualquiera. Lo que no está al alcance de todos es ser emprendor y estar simultáneamente casado con el éxito.  

No existe una fórmula secreta para ser o no un líder eficaz, aunque sí hay ciertos pasos que todos tienen en común. Y es que cada ejecutivo ha aprendido lecciones sobre lo que funciona mejor para su propia empresa.

Sin embargo, hay algunos comportamientos que por más que los repita, no se traducirán en éxito, incluso podría llevarlo al fracaso una y otra vez. Así que te mostramos cinco cosas que el emprendedor nunca debe hacer si quiere ser un ejecutivo eficaz.

1. No reaccionan impulsivamente

Son muchos los directores que no pueden hacer frente a un problema y prefieren huir de ellos. Pero igual de malo es el ejecutivo que responde con una reacción que refleja que no quiere (o no puede) hacer frente a los problemas. Los ejecutivos exitosos miran desde muchos ángulos, no actúan precipitadamente sin hacer un esfuerzo para comprender una situación o explorar opciones.

2. No se duermen en sus laureles

La mayoría de las empresas de éxito se inician por visionarios con una clara imagen mental de cómo resolver un problema específico. Así que los buenos líderes no suponen simplemente que el éxito engendra éxito. El éxito viene de la entrega de productos y servicios que se ocupan de los problemas reales, y a menos que sepa cuáles son esos problemas, no puede resolverlos. En general, hay que escuchar a los clientes y canalizar sus problemas y necesidades en curso de los nuevos productos.

3. No creen su propio poder

El director general o quien tenga cualquier puesto de alto ejecutivo, la gente naturalmente comienza a respetarlo. Todo lo que debe hacer es levantar la voz cuando alguien no esté de acuerdo con él y todos pensarán que todo lo que dice está correcto. Desafortunadamente, esto puede hacer que la gente crea más en lo que dice que en lo que en realidad hace.

Esta es otra razón por la que los ejecutivos deben buscar una retroalimentación honesta. Se necesita valor para solicitar las críticas de personas que podrían estar en desacuerdo con el líder, pero es imprescindible.

Te puede interesar: 8 cosas que el emprendedor debe evitar hacer por la mañana

4. No piensan que está todo bajo su responsabilidad

Los miembros de la Junta General tienen grandes carteras de las empresas que asesoran, y la mayoría también tienen sus propios puestos de trabajo a tiempo completo, es por eso que los CEOs suelen tener el complejo de responsabilidad, donde piensan que deben manejar todo solos.

No quieren molestar a su consejo de administración hasta que estén en una situación donde algo ha salido mal, y para entonces, a menudo es demasiado tarde. Por eso, debe confiar más en su equipo, y quizás tener este tipo de relación con su junta requiere una gran inversión de tiempo y energía, pero es una inversión que vale la pena.

5. No confunden su propia opinión para la opinión mercado

Un tema común en todas estas malas conductas es no conocer la opinión del mundo real y creer demasiado en su propia visión del mundo. Esto puede significar el fracaso de una empresa, si es que no se alínea con la opinión del mercado.

Así que depender exclusivamente de su propio punto de vista personal no le dará una respuesta precisa. Tiene que ir al mercado, fuera de las paredes de su empresa, para conseguir la entrada en los puntos críticos y de la demanda de la gente real y las empresas. Y de nuevo, esto requiere mucho trabajo y se requiere un esfuerzo.

Vía: estrategiaynegocios.net

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL