5 señales del niño que muestran que será un gran emprendedor

Descubre si tu hijo tiene habilidades que poco a poco los pondría en camino a convertirse en un exitoso emprendedor.

Algunos emprendedores se hacen, otros nacen. Si se tienen ciertas habilidades innatas desde muy pequeños, eso es signo que seguramente serán destacados hombres de negocios.

¿Tu hijo es el típico niño que siempre entrega las tareas antes de tiempo para tener crédito extra? ¿Lo elegían primero para los equipos? Tal vez sean algunas señales de emprendedurismo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Trabaja muy bien en equipo

Es fácil darse cuenta si el niño disfruta los proyectos en grupo. Como líder, pueden tomar el mando sin dominar al grupo y hacer que los demás hagan sus cosas. Además, si no está satisfecho a menos que su grupo sea el ganador, entonces, estamos ante un futuro emprendedor.

2. Tiene un promedio alto

Obtener 20 en todo no es necesariamente una señal que es un genio; sin embargo, un promedio alto es bueno para que el niño, poco a poco, vaya dándose cuenta de lo que eso significa: destacar en clase.

3. Es el mejor vendiendo galletas

Sin importar en qué tipo de organizaciones está involucrado, si tiene que vender algo …¡está en el paraíso!. Ya fueran galletas, palomitas o estampillas, vende de todo por lo que ya viene demostrando ese pequeño emprendedor interno. Tal vez no se de cuenta, pero eso puede ser su primera historia de éxito.

Te puede interesar: 3 historias de niños emprendedores que te sorprenderán

4. Se pone creativo los domingos

Algunos niños usan el dinero para comprarse chocolates todos los días, pero las mentes emprendedoras no se dejan llevar por las inversiones obvias. Tal vez lo viene ahorrando para comprarse ese CD que tanto quiere o negocia con el papá  por un “aumento” de las propinas si sale mejor en la escuela. Sin importar lo que fuera, sabe que ganar dinero y gastarlo viene con diversas opciones por lo que está comprometido a encontrar el camino que funciona.

5. Comparten con los demás

Los niños tienen la habilidad de saber compartir con los demás sus grandes momentos. Cualquier lugar es bueno como centro de reuniones o para juntarse y pensar a qué jugar. Sin embargo, esta facilidad de reunión y buenas relaciones, lamentablemente, se va perdiendo con el paso de los años.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL