5 señales que te impiden ser creativo por tener miedo

tener creatividad

Aunque nadie puede enseñarte a ser creativo, la creatividad se puede estimular, pero lamentablemente, por el miedo de querer salir de la zona de confort, no se puede ejercitar esta cualidad que exige coraje.

Son muchísimas las personas que se empeñan en encerrarse en su zona de confort por miedo a dejarse llevar por la creatividad que corre por sus venas dejando así pasar decenas de oportunidades, tanto personales como profesionales.

Puede que no lo sepas, pero estas señales revelan que tienes en realidad un miedo a ser creativo en la vida y en el trabajo:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Tener miedo de no tener talento

Hay que pensar que la creatividad es un músculo y desarrollar ese músculo al 100% requiere una paciencia que muchos no la tienen. Sumado a eso, el deseo de obtener resultados en el menor tiempo posible “mata” la creatividad. Por lo tanto, para no ahogar la creatividad, hay que armarse de paciencia, ser curioso y encontrarse a sí mismo en el camino hacia la creatividad.

Te puede interesar: 7 hábitos corrosivos que envenenan tu creatividad

2. Tener miedo de haber alcanzado la cima creativa

Si uno está convencido de haber llegado a la cima de la creatividad, dejará de crear cosas realmente significativas. Las personas que lograr muchos triunfos caen en la trampa de pensar que no tienen nada más que ofrecer y ese pensamiento les paraliza a la hora de emprender nuevos proyectos. Hay que recordar que el futuro es definitivamente mucho más grande que el pasado.

3. Tener miedo de ser rechazado o criticado

El rechazo es inevitable si se quiere ser original. Y tener miedo de ser rechazados es la manera más rápida de cortar las alas a la propia creatividad. Sin embargo, para desarrollarlo al máximo, los emprendedores están obligados a ver las cosas desde diversas perspectivas en lugar de derribarse por culpa de las críticas.

4. Tener miedo de que las ideas no sean lo suficientemente buenas

Hay otra terrible trampa de hacer creer que las ideas no son lo suficientemente buenas. La obsesión con la perfección impide seguir hacia adelante y hace que las ideas se queden entrampadas y no lleguen finalmente a buen puerto. La perfección es en realidad veneno en estado puro para la creatividad.

5. Tener miedo de alguien que lo haya hecho mejor

Antes que Facebook entrara en escena en el universo online, MySpace ya existía. Y sin embargo, Mark Zuckerberg no se sintió amenazado (o aterrorizado) por dicha web cuando lanzó Facebook en el 2004. En lugar de ponerse barreras para hacer realidad nuestras ideas, se deben fijar la mirada en todos aquellos motivos por los que tales ideas merecen llegar a todo el mundo.

Vía: Marketing Directo
Foto: parabuenosaires.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P