6 cosas que debes evitar si eres “el jefe”

jefe despota

El típico jefe que inspiraba temor más que respeto ha quedado atrás, pues el modelo de jefe dictador del cual muchas personas estaban acostumbradas ya no existe más.

Ahora la gente busca en un trabajo otro tipo de incentivos, incentivos que van más allá de lo económico, porque si van a aportar sus conocimientos, creatividad, experiencia y, encima, se pondrán “la camiseta de la empresa” quieren reconocimiento y sentirse bien.

Si eres el jefe o estás al mando de algún departamento de la  empresa, estos 6 consejos pueden ayudarte a que pienses en lo que no debes hacer y como deberías tratar a tu personal.

1. Olvídate de  tener el control absoluto

No todo puede estar bajo tu supervisión, tienes que aceptar que no eres omnipresente. En vez de agobiarte al querer tener el control absoluto es mejor dejar que tus colaboradores hagan su trabajo, (para eso fueron contratados). Dejar que se sientan libres y que aporten su creatividad a la empresa es algo que se verá reflejado cuando sientan que tienen cierta  libertad.

2. No pretendas saberlo todo

Tienes que reconocer que no puedes saber todo, así como no eres omnipresente, tampoco eres omnisciente. Lo mejor es rodearte de buenos empleados que conozcan bien su trabajo, a ellos podrás hacerle las consultas correspondientes cuando no tengas muy claro algo.

3. Acepta los errores

Si alguien quiere hacer alguna mejora a la empresa o compañía pues en alguna ocasión se va a tener que equivocar. Tienes que darte cuenta que los humanos cometemos errores y parte de innovar es también equivocarse. La poca tolerancia frente a ciertos errores hará que nadie se atreva a ir por más y se estancarán en lo habitual.

4. No solo mires los resultados

Fijarse solamente en los resultados denotará que eres una persona que no se preocupa por tu personal, además te dará una imagen de persona fría y calculadora. Debes pensar en aquellas personas que hacen posible que el trabajo se realice y preocuparte más por ellos.

5. No solo inviertas en equipos y tecnología

Invertir en tecnología y equipos nuevos para tener un personal contento no es suficiente, al igual de importante es invertir en capacitarlos y dar mayores herramientas que harán que su productividad aumente.

6. No solo des recompensas, felicita

Más que dar una recompensa económica (que también es bueno) debes dar reconocimientos verbales, decir a alguien: “te felicito, haz hecho un buen trabajo”, simplemente no tiene precio. Esto hará que la persona se sienta querida por la empresa, aumentará su moral y pueda estrechas lazos con su centro de labores.

Ser “el jefe” nunca es fácil. Estar en medio de muchas personas que dependen de ti, de las decisiones que tomes, etc. Solamente de ti depende como tus colaboradores se sentirán. Recuerda que hoy en día, cada vez más personas no buscan un puesto de trabajo, sino buscan pertenecer a una entidad donde puedan identificarse y donde se sientan valorados.

 

Vía: territorioprofesional.com y renderasnews.com

Foto: cloudfront.rcnradio.ennovva.com

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.