6 ventajas de ser un David de los negocios

¿Creías que por ser pequeño todo estaba en contra tuya?

La historia de David contra Goliat te debe ser conocida, y es lo mismo que pues aplicar al terreno de los negocios. No tienes que sucumbir necesariamente ante las empresas más grandes, tú tienes algunas ventajas que las antiguas micro o pequeña empresas no tenían. ¿Cómo cuáles?

Las ventajas de ser un David en los negocios

  1. Acceso a la tecnología

Décadas atrás resultaba toda una proeza que un pequeño negocio contara con computadoras para almacenar y procesar datos, sin embargo, hoy resulta fácil encontrar uno de estos equipos en cualquier micro o pequeña empresa, e incluso, con los beneficios que otorga Internet. Gracias a ello, los dueños de pequeños negocios pueden realizar múltiples funciones ahorrándose miles de soles en el pago de personal para tareas específicas. Desde compra de equipos hasta selección de personal, todo se puede hacer desde una computadora.

  1. Mayores posibilidades de crédito

Cuando los bancos dominaban el panorama financiero, las pequeñas empresas estaban condenadas a subsistir con lo poco o mucho que produjeran durante el mes anterior. Sin embargo, la irrupción de financieras, mutuales y cajas en el mercado ha posibilitado que las opciones de crédito para micro y pequeños negocios se vuelvan infinitas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  1. Competencia global

Para algunos, la competencia puede representar un problema, para otros, una oportunidad. En la actualidad, los emprendedores más ingeniosos utilizan modelos de empresas del exterior para replicarlas en nuestro entorno.

  1. Información a raudales

Los negocios de nuestros abuelos estaban condenados a vivir con la poca información que le otorgaban sus gremios empresariales. Sin embargo, gracias a Internet y a los nuevas agremiaciones emprendedoras, la información es lo que menos le falta al empresario de hoy. Desde temas de exportaciones hasta finanzas empresariales, todo está dispuesto como en bandeja de plata.

  1. Alta flexibilidad

Hay una realidad ineludible en el mundo empresarial de hoy: las empresas deben adaptarse fácilmente a los cambios que le depara el entorno. Para una gran empresa, hacer los cambios necesarios para adaptarse a ese entorno resulta toda una proeza. Sin embargo, para una pequeña organización, esto no resulta un problema. Y esa es una ventaja que posees sobre las grandes compañías.

  1. Trato personalizado

Y la otra gran ventaja que posees frente a las grandes empresas es ese trato personalizado que aman los clientes. Ellos saben que no representan un código o número más para tu organización, eres más que un cliente, eres su compañero de negocios. Muchas de las grandes empresas que ves dominar el mercado mundial se iniciaron siendo muy pequeñas, pero más allá de un producto sensacional, ofrecían un tipo de servicio que las otras empresas no podían replicar.

¿Aún sigues temiendo a las grandes compañías? Ser una micro o pequeña empresa no representa un obstáculo para el éxito, es una oportunidad.

Vía: smallbiztrends.com
Foto: planetagea.com

Artículos Relacionados

comments