7 gestos que dañan tu imagen profesional

personas nerviosas

Nuestro cuerpo habla por nosotros, y es probablemente se pierda alguna oportunidad laboral o se arruine nuestra imagen profesional con ciertos gestos. Así que te mostramos qué gestos debes evitarlos, y en el caso que hagas alguno de ellos, ¡empieza a controlarlos!

1. No morderse las uñas

No solamente es desagradable para la salud o para la vista de los demás. Este gesto denota ansiedad y problemas para controlar las situaciones, es decir, se podría pensar que somos una persona impulsiva. Asimismo, es una imagen que conlleva a la pérdida de jerarquía.

2. ¡Ni el labio inferior!

Morderse el labio inferior y/o humedecer los labios con la lengua equivale a inseguridad, nervios y dudas. Este gesto nos quita credibilidad, ¡no debe hacerse!

3. Controlar las manos sudorosas

Si bien no es algo que se haga intencionalmente, cuando las manos sudan significa que se siente miedo a no lograr lo que se desea. Claramente muestra nerviosismo e inseguridad, y no deja una buena sensación a las personas que se saluda. Y si esto te sucede, se recomienda llevar consigo un pañuelo de algodón para “secarse”las manos antes de saludar.

Lee también: 5 trucos de lenguaje corporal para emprendedores

4. No fruncir el entrecejo todo el tiempo

Es complicado tener control sobre cada músculo de nuestro rostro, pero, cuando se frunce el entrecejo pareciera que estamos enojados, molestos o incómodos. Además, este gesto confunde a la persona que está frente a ti: se puede malentender lo que se dice con el gesto que se hace. Hay que asegurarse de controlarlo, porque las personas pueden entender algo que no se quiere comunicar.

5. No parpadear constantemente

Una persona normal, parpadea entre 14 y 16 veces por minuto y el número aumenta de acuerdo a los nervios que se sienta en determinado momento. Es una práctica que distrae al interlocutor y nos deja como una persona nerviosa y sin poder de liderazgo.

[pullquote]Cuando las manos sudan significa que se siente miedo a no lograr lo que se desea.[/pullquote]

6. No esconder las manos al hablar

Si se acompaña correctamente al discurso con un movimiento de manos, está bien; ofrece la sensación de seguridad y relajación. Sin embargo, cuando se esconde las manos tras la espalda, entre las piernas, en los bolsillos o bajo el escritorio pareciera ser que se oculta algo.

7. No mover todo el tiempo la pierna o el pie al estar sentado

Este es el gesto típico de personas ansiosas: denota impaciencia e incomoda a quiénes lo rodean.

Vía: Plusempresarial
Foto:eldiariodelasalud.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL