7 lecciones de liderazgo que puedes aprender de Julio César

lecciones de liderazgo

Si existe un líder militar por antonomasia en la historia, ése es el general romano Julio César, quien destacó por sus lecciones de liderazgo personal sobre su ejército, al que supo transmitir su visión y sabiduría.  Precisamente, sobre su vida y acciones, ofrecemos 7 valiosas lecciones que debe conocer todo buen líder.

1. Tener conexión

Se cuenta que Julio César se sabía los nombres de todos los que luchaban con él por lo que se creó un vínculo personal muy fuerte por el cual se ganó la confianza de su ejército. Precisamente, es muy positivo tener una conexión personal con los compañeros de trabajo porque disminuye las brechas que pueden existir en la oficina y refuerza el liderazgo.

2. Contar con habilidades de comunicación

Julio César, igual que muchos otros militares y políticos de la época romana, era también un gran orador. Por eso que un buen líder debe preocuparse por aprender técnicas de comunicación que lo ayuden a transmitir correctamente los mensajes y a implicar al equipo.

Te puede interesar: 5 claves del liderazgo de Martin Luther King Jr.

3. Compartir información

Una del éxito de las legiones romanas era la información con la que contaban las tropas en el campo de batalla. Cada centurión tenía tantos datos sobre el plan de combate como el propio Julio César. Actualmente, los centuriones representarían a los jefes de equipo o departamento. Como líder, hay que asegurarse que estas personas estén bien informadas y entiendan la visión del líder para comunicar lo que hay que hacer al resto del equipo.

4. Exprimir el potencial

Los soldados romanos fueron entrenados para utilizar las gladius -unas pequeñas dagas punzantes- con las que conquistaron medio mundo: pequeñas armas, ligeras pero efectivas. Como Julio César, las herramientas de las que se dispone son aquellas que servirán para alcanzar el éxito por lo que debe de aprender a utilizarlas correctamente.

5. Asumir la responsabilidad

Julio César estaba siempre cerca de sus tropas, ya que siempre el general deseaba comunicarse directamente con su ejército porque sabía que eso elevaba la moral de los soldados que además lo ayudaba a tomar decisiones rápidas para corregir errores. Así que un buen líder debe estar “al pie del cañón” para apoyar a los suyos y tomar decisiones con rapidez y conocimiento de causa.

6. Celebrar los logros

El general romano también se aseguró que todos conocieran sus victorias, muchas de las cuales relató por escrito y se convirtieron en obras clásicas. No hace falta que se escriba un libro, pero es importante aprender a comunicar todo lo que se va consiguiendo para hacer partícipe al grupo de un proyecto común y reforzar el liderazgo

7. Arriesgarse

Julio César asumió los riesgos propios de su liderazgo. Si se deja de lado las convicciones y se toman decisiones basadas en el miedo y la cobardía, se contribuye a construir el liderazgo sobre una base defectuosa. Así que se debe arriesgar, tener coraje y aprender de los fracasos y se logrará conseguir el éxito sobre un liderazgo sólido y estable.

Vía: game-learn.com
Foto: mises.ca

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados