8 pasos para aprender a decidir rápida e inteligentemente

decidir

¿Le cuesta mucho decidir sobre si optar o no por un nuevo trabajo? ¿O quizás se ha tomado más tiempo de lo previsto para iniciar su emprendimiento? ¿Decidir sobre una especialización o una maestría le genera más de un dolor de cabeza? Decidir forma parte de nuestra vida. El solo hecho de no tomar ningún partido, y dejar que las cosas discurran por sí solas, es ya una forma de decidir. Pero, no podemos posar toda una vida tratando de elegir una cosa sobre otra. Podemos dejar pasar muchas oportunidades si hacemos eso.

Hammond, Keeney y Raiffa, tres investigadores universitarios, consideran que la mayoría de las personas no saben tomar adecuadamente decisiones. Para eso, proponen 8 pasos, que esperamos que le sea de suma ayuda para los problemas que afronta en su vida:

PASO 1: EL PROBLEMA

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Es el paso más sencillo, pero que casi nunca se plantea una persona. ¿A qué nos enfrentamos? ¿Cuál es el problema central? Solo conociendo el problema con certeza, podremos avanzar con los siguientes pasos.

PASO 2: LOS OBJETIVOS

Todos tenemos metas y objetivos que pretendemos cumplir en la vida. En esta parte debemos definir qué queremos obtener. Por más irrealizable que te parezca ahora tu idea, trázalo como un objetivo.

PASO 3: LAS ALTERNATIVAS

Como ya tienes el problema definido, comienza a escribir una lista con las alternativas que pueden ser la solución a él. Pon todas las alternativas posibles, ya verás en el siguiente punto el porqué.

PASO 4: LAS CONSECUENCIAS

En este paso te podrás dar cuenta cuáles son las alternativas viables y cuáles no. Por cada alternativa plantea por lo menos una consecuencia. Pueden ser más, incluso.

PASO 5: LOS INTERCAMBIOS

Descarta luego las alternativas con consecuencias negativas para ti. Siempre ten en cuenta tus objetivos para descartar alguna alternativa. Por ejemplo, si tu objetivo es pasar más tiempo con tu familia, no podrías optar por un trabajo demasiado alejado de tu hogar.

PASO 6: LA INCERTIDUMBRE

Algunas veces tomamos buenas decisiones, pero sin embargo, obtenemos resultados poco alentadores. ¿Por qué paso eso? Por qué el saber hacer también tiene su cuota en el poder de decidir. Elegir una alternativa buena depende de que tan relacionados estemos con el entorno de acción que nos ofrece dicha alternativa.

PASO 7: TOLERANCIA AL RIESGO

El que tiene temor a decidir, es porque realmente le tiene miedo al riesgo. El riesgo es parte de la vida, y hay que saber enfrentarlo. Los que se esconden como topos nunca logran ver la luz del Sol.

PASO 8: DECISIONES RELACIONADAS

Toda decisión, por muy particular que sea, tiene que ver directamente con el plan de vida que posees. Hasta la compra de ropa puede ser fundamental para tu vida. ¿No nos crees? Si gastas mucho dinero en ropa, puedes atrasar algún estudio de especialización que tenías en mente. ¿Afecta o no tu plan de vida? La vida es un cúmulo de decisiones relacionadas.

Vía: “Decisiones inteligentes” por John Hammond, Ralph Keeney y Howard Raiffa

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario