8 signos que muestran que eres un mal líder

Líder

Existen muchos líderes empresariales que no se dan cuenta que están dañando a sus equipos de trabajo por diversas características malas que presentan.

Esto significa que a veces no tienen la mínima idea de cómo están llevando a cabo su “estilo de gestión”, lo que afecta seriamente a los colaboradores del equipo que esperan mucho de ellos.

Y seamos honestos: en algún momento todos nos hemos quejado de nuestros jefes. Pero hay algunas situaciones que no pueden taparse el Sol con el dedo.

Así que estas son las 8 señales de alerta de que llego la horade cambiar de jefe o éste tiene que modificar la manera de liderar al equipo:

1.- La falta de empatía

Es de gran importancia que tiene la empatía en el liderazgo, pero si es exiguo, es un indicador clave que es un mal líder. Si este jefe no puede ponerse en la piel del empleado y ver las cosas desde una perspectiva diferente, nunca se convertirá en un gran líder.

Lee también: ¿Estás preparado para el liderazgo? Averígualo aquí

2.- El miedo al cambio

El cambio muchas veces da miedo y terror entre los empleados obre todo cuando se trata de cuestiones de dinero y/o de los puestos de trabajo del equipo. Pero los líderes que no saben aceptar el cambio están destinados a quedarse rezagados.

3.- Demasiado dispuesto a ceder

La capacidad de hallarse en una situación “ganadora” es un regalo para un líder, pero si actúa velozmente para comprometer sus ideas o ideales no va a ser un beneficio para todo el equipo. Es un delicado equilibrio para saber entender cuándo se debe ceder y cuándo defender una posición.

4.- Demasiado mandón

Es un error común pensar que las personas mandonas  son buenos jefes. En realidad, alguien que simplemente ordena a los otros es improbable que engendre lealtad o que haga que los subordinados se sientan capaces. Los verdaderos líderes tienen seguidores que quieren ser guiados por ellos.

mandon

5.-Sin carácter

Los líderes deben tomar decisiones, pero si muchas veces parecen siempre vacilar sobre diversas opciones, sean pequeñas o grandes, probablemente tendrán varias dificultades en acceder a una posición de liderazgo. Todo esto revela una falta de confianza en sí mismos.

6.- Poco juicio

Y si una persona que siempre ofrece excusas o es incapaz de ver en otros a verdaderos caracteres, nunca estará rodeado de personas que puedan alguna vez ayudarle a llegar a ascender en la empresa.

7.- Falta de equilibrio

Alguien que llega siempre temprano a la oficina todos los días y es el último en salir podría pensarse que es un gran candidato para un ascenso. Pero hay que preguntarse  si esta persona tiene un equilibrio en su vida, pues la falta de ella puede ser una señal de que puede tener expectativas poco razonables respecto al resto del equipo.

Te puede interesar: Liderazgo bajo el microscopio

8.- La falta de humildad

La persona que actúa como el “sabelotodo”, y que es el único que puede hacerlo bien, es improbable que gane puntos para ser un gran líder, ya que va a estar ocupado haciendo el trabajo de  los demás.

¿Qué otras características podrías agregar para calificar a un mal líder?

Mira este video: Liderazgo y Coaching

Vía: entrepreneur.com
Foto: importancia.de

Artículos relacionados:

Deja un comentario