Ahorrar en tu empresa es más fácil de lo que crees

Especialmente en estos tiempos de crisis las empresas necesitan reducir sus costos y mantener la competitividad. Y aunque pueda parecer una tarea complicada, descubrirás que en realidad ahorrar en tu empresa es más fácil de lo que crees.

Hoy te comparto una lista de al menos 15 consejos prácticos para reducir los gastos significativamente en tu negocio a partir de hoy (y sin sacrificar tu productividad).

Cuando hablamos de reducir costos descubriremos que hay 3 decisiones a considerar:
-Costos que podemos reducir inmediatamente
-Costos que requieren un proceso controlado de reducción
-Costos que tomarán un poco más de tiempo porque requieren un cambio en la cultura de la compañía.

Cada punto en particular deberá ser evaluado y priorizado por separado y se deberá poner especial atención a los llamados “gastos hormiga” que son todos aquellos gastos muy pequeños que apenas se notan pero que consumen gran cantidad de recursos casi siempre innecesarios.

1. Utiliza más correo electrónico y menos papel.
2. Utiliza impresoras en red.
3. No utilices tintas de marca
4. Contrata los servicios de un contador externo para auditar tu contabilidad.
5. Controla el uso de Internet en tu compañía.
6. Revisa los horarios extraordinarios de tus empleados.
7. Permitir retiros anticipados para empleados antiguos.
8. Utiliza personal Outsourcing.
9. Consigue siempre los mejores precios por parte de tus proveedores.
10. Ahorrando en combustibles.
11. Considera trabajar desde tu casa. Si tu empresa es pequeña o estás iniciando deberás evaluar detenidamente que tan necesario es tener un local comercial o una oficina. Muchas grandes compañías han comenzado en el garage de su casa y eso les ha permitido elevar su rentabilidad.
12. Paga con servicios o productos.
13. Revisa el uso de tus gastos en servicios básicos.
14. No contrates lo que puedes hacer tu mismo.
15. El punto No. 15 quise dejarlo al último porque me parece el más importante de todos. Y es que la mejor forma de ahorrar en la empresa es brindando un servicio excepcional a nuestros clientes. Si en algo se pierde muchísimo es cuando un cliente decide irse a nuestra competencia por la mala calidad de nuestra atención. Si ellos lo atienden mejor o le hacen sentir importante entonces si estamos perdiendo el verdadero y más valioso activo de nuestra compañía: los clientes.

Fuente: 1000 ideas de negocio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.