Algunos consejos para sobrevivir en el trabajo

Si es de los afortunados que tienen trabajo, sentirá la mezcla de respiro y desesperación que siente todo empleado durante la recesión.

Respiro porque tiene ingresos, pero desesperación por sentirse que estarás atrapado en ese trabajo para siempre. Cuando hay altos niveles de desempleo, pocos están dispuestos a dejar sus trabajos voluntariamente.

El resultado es que aun aquellos a quienes les gusta su trabajo se sienten presos, mientras que aquellos a quienes no les gusta se sienten muy mal. La baja del desempleo no ocurre de un día para otro, así que llegar a una situación que permita cambiar de trabajo puede tardar meses. Por ello presentamos algunos consejos para “sobrevivir”.

1. Encuentre algo interesante para hacer fuera del trabajo, de manera que tenga una actividad que espere con ansia cada día.

2. Busque formas de dividir el día de trabajo con una caminata o algún mandado.

3. Evite comportamientos poco saludables, como los chismes o cotilleo, que le puedan hacer sentir más negativo.

4. Busque nuevos proyectos o tareas que puedan mejorar sus habilidades y distraerle de sus problemas.

5. Pida cambiar su horario para evitar coincidir con aquellos compañeros que le resulten molestos.

6. Intente practicar el teletrabajo como una opción por utilizar algunos días al mes.

7. Considere solicitar la transferencia a otro departamento o sucursal.

8. Estudie algún curso fuera del trabajo.

9. Decore su espacio de trabajo para sentirse más en casa o simplemente elimine aquella decoración que le haga recordar que el trabajo es solo un punto de paso que tiene que visitar cada día.

10. De ser posible, utilice audífonos, cierre la puerta de su oficina o simplemente tome distancia de la gente problemática. Sin embargo, no se vuelva odioso con este tema.

11. Ocasionalmente, reserve una sala de conferencia para usted solo, para cambiar de escenario y adelantar trabajo en forma privada.

12. Haga que su día fluya más rápido, poniéndose a sí mismo un acertijo o reto cada día. O trate de memorizar palabras nuevas, poemas, o párrafos de algún libro.

13. Ahorre tanto dinero como pueda, para que el sacrificio valga la pena. Evite las compras compulsivas o simplemente perderá el esfuerzo.

14. Aproveche cualquier programa de la empresa, especialmente aquellos de retiro temprano.

15. Evite comer en exceso. No permita que la compra de dulces sea el momento más esperado del día. Por el contrario, comience un programa de ejercicios.

16. Evite quejarse, especialmente sobre lo que ocurre en el interior de la empresa. Ser un empleado infeliz es una cosa, ser etiquetado como tal por los demás es otra.

17. Evite posponer o retrasar sus tareas o llamadas. Nada de eso le ayudará a mejorar, pero puede causar graves daños a su reputación.

18. Evite excesos, especialmente con el alcohol y el cigarrillo.

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.