APEGA: La competitividad pasó a la historia por el colaboracionismo

Fuente: https://redaccion.lamula.pe/2012/02/05/gaston-acurio-pedira-su-separacion-como-jurado-del-concurso-literario-de-caretas/lilianamichelena/

Mistura y APEGA son famosos ahora. Ambos son resultados de exitosos modelos de negocio privados, donde la competencia no es lo principal, si no la colaboración, porque si bien siempre oímos hablar de que tenemos que ser más competitivos, no nos dicen que tenemos que ser también más colaborativos, y vamos a ver un ejemplo de las ventajas que esto trae.

Gastón trajo a la práctica una filosofía empresarial que viene oyéndose desde hace tiempo, donde tratar de ser el único que llegue a la meta sin importar los demás es algo que no ayuda al mercado. La responsabilidad social  que también es algo que está oyéndose más, busca integrar a todos en los beneficios de la práctica empresarial. Aplicado a lo práctico es que toda la cadena productiva obtenga beneficios más justos, y no sea solo una parte de esta la que acumule los mayores beneficios. Al tener esta idea en mente, las empresas dejan de existir y buscar solo para sobresalir en el mercado, si no que obtienen su sentido existencial al hacerse parte algo mayor.

En el caso de APEGA es hacer de la gastronomía como mecanismo de desarrollo social. Y al ser cada restaurante parte de un todo con un bien mayor, y donde todos tienen que colaborar en la misma dirección, la competitividad en sí misma no tiene sentido porque no llegas a ningún lado si llegas solo, así que te interesa que todos lleguen juntos. Así, todos los cocineros comparten sus conocimientos, información y experiencia constantemente, haciendo que todos podamos saber qué recetas o ingredientes usa el mismo gastón en sus recetas, y tratan de brindar toda la información y conocimiento posible que dispongan para que más personas puedan sumarse a su campaña de desarrollo social desde la cocina. O sea, colaboran todos mutuamente.

Creo que todos podemos ver claramente cómo es que el colaboracionismo los ha beneficiado a ellos y a nosotros:

  • Los restaurantes de comida peruana en el mundo están de moda. Y pueden hacerlo porque cada vez más personas conocen de la cocina peruana y sus recetas. Así tenemos cocineros de todas la nacionalidades aprendiendo cómo cocinar correctamente.
  • Las escuelas de cocina nunca han tenido tantos estudiantes, lo que permite también que hayan más restaurantes buenos.
  • Se ha revalorizado la cocina de carretilla, como gestora y transmisora de la tradición culinaria peruana.
  • Los agricultores han sido revalorizados y están siendo partícipes y protagonistas del boom al tener mercados externos a los cuáles tienen que hacer llegar los insumos de la comida peruana.
  • Ha incrementado el aprecio y orgullo por lo peruano por lo que ahora ser peruano es digno de orgullo.
  • Ahora todos tenemos dónde comer mejor cada vez, y a mejores precios.

Creo que hay más beneficios, pero es bastante obvio cómo la estrategia de colaboración mutua ha demostrado tener mucho valor para todos, por lo que se ha creado un círculo virtuoso que tenemos que imitar en todas las demás industrias que podamos.

Y tú, ¿ya te convenciste de ser colaborativo?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.