Aprende a trabajar como Barack Obama

Su enfoque moderno ante las presiones durante su vida presidencial sirve de guía sobre cómo manejar mejor el estrés y las responsabilidades de todo emprendedor.

Al examinar los hábitos cotidianos que Barack Obama desarrolló durante sus ocho años en uno de los entornos laborales más intensos del mundo, sin duda que todos todos podemos aprender a trabajar como él.

Ya sea un profesional creativo, un empresario en crecimiento o un experimentado CEO, estudiar el enfoque moderno de Obama ante las presiones de la vida presidencial, proporcionará información sobre cómo manejar mejor el estrés y las responsabilidades en su día a día.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Así que te ofrecemos las principales lecciones de su gestión de empleo que tuvo en la Casa Blanca:

1. Poner al cuerpo a trabajar

Obama iniciaba su jorbana laboral con 45 minutos en el gimnasio, alternando entre levantamiento de pesas y cardio. Era una manera de despejar su mente y prepararse para la larga jornada.

Lección: Aunque no es necesario ejercitarse apenas uno despierte, se deben incorporar el ejercicio en nuestras vidas. 

2. Priorizar las decisiones importantes

Usualmente, Obama durante el transcurso de su presidencia, llevaba un traje azul o gris. Y esto porque intentó sacar de sus prioridades todas las pequeñas decisiones que se toma en el día a día (por ejemplo, qué vestir y comer) para evitar la “fatiga de tomar decisiones” y tener más energía para decidir sobre lo que es clave en la conducción de un país.

Lección: Formar hábitos y rutinas que eliminen las decisiones minúsculas e inconsecuentes de su cabeza, ayudará a la concentración.

3. Comprender cómo uno piensa y los demás

Obama recomendó leer el libro de Daniel Kahneman sobre la toma de decisiones, Thinking Fast, and Slow, para entender mejor por qué y cómo la gente toma decisiones.

Lección: Conocer los prejuicios y enfoques permite tomar mejores decisiones y entender la mentalidad de los competidores, socios y empleados.

4. ‘Dividir’ para sobrevivir

Obama se convirtió en un maestro a la hora de dividir su tiempo y centrarse en el curso de su presidencia. Lo demostró en una Cena de Corresponsales de la Casa Blanca en el 2011, donde, justo antes de que Obama se levantara para bromear sobre unos comentarios de Donald Trump, él acababa de ordenar la incursión para capturar a Osama Bin Laden.

Lección: Tener la disciplina para dividir los desafíos y roles que se necesita para cumplir en la vida profesional.

5. Buscar consejos

Obama es conocido por recurrir a expertos de una amplia gama de disciplinas, quienes lo asesoraron sobre temas de gobierno y demás. Y aunque no todos tenemos la capacidad de tener reuniones con escritores famosos e inversionistas de riesgo, sí se puede consultar en las redes para obtener diferentes perspectivas y estrategias.

Lección: Ampliar y nutrir la red de contactos.

Te puede interesar: 5 horas de soledad al día, la estrategia de Barack Obama para ser más productivo

6. Comunicar las decisiones de forma clara

Obama utilizó un sistema de memorándum con sus asistentes, en el que la mayoría de ellos tenía tres opciones: estar de acuerdo, en desacuerdo, o discutir el tema, lo que le permitió comunicar sus decisiones a su personal con mayor eficacia.

Lección: Si se tienen personas que dependen de las decisiones, hay que asegurarse de tener claro cuál es la decisión y cómo comunicarla.

7. Prepararse y ser puntual

A diferencia de otros presidentes estadounidenses, rara vez hubo un memorando que pase por el escritorio de Obama sin ser leído y siempre comenzaba y terminaba sus reuniones a tiempo.

Lección: El tiempo es el recurso más valioso. No hay que perderlo debido a una falta de disciplina y expectativas.

8. Dedicar tiempo a la familia

Casi todas las noches durante su mandato presidencial, Obama se reunía con su familia a las 6:30 p.m. para cenar, a pesar de las crisis emergentes en todo el mundo. Obama se sentaba con sus hijas y la Primera Dama para saber cómo les fue en el día y relajarse.

Lección: Si el presidente puede hacer tiempo para su familia, también lo puede hacer cualquier mortal. 

9. Enfocarse en el cliente

Los buenos empresarios saben que la mejor forma de hacer evolucionar una empresa es no solo escuchar a su personal, sino, lo más importante, a los propios usuarios finales. Obama les pidió a sus asesores que busquen en su correo diez cartas que él leería cada día.

Lección: Conocer a los clientes y desarrollar estrategias para asegurarse de escucharlos sin importar cuán alto sea su rango o posición.

10. Buscar un tiempo libre

Para Obama, el autoproclamado “hombre nocturno”, las primeras horas del día eran su momento libre de distracción en uno de los salones de la Casa Blanca. Allí, él podía tomarse un tiempo para mejorar sus discursos, mirar ESPN, leer ciencia ficción e historia, lo que le dio perspectiva y un escape de la rutina diaria.

Lección: Encontrar tiempo todos los días para alejarse del trabajo, rejuvenecer y poner la mente en un espacio diferente.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments