Bill Gates, Elon Musk y Jeff Bezos revelan 4 características que los ayudaron a tener éxito

Conoce cuáles son los rasgos que definen a estos multimillonarios empresarios que alcanzaron sus metas y objetivos.

Las personas exitosas comúnmente dicen que la suerte y el trabajo duro las llevaron a donde están hoy. Pero debajo de esta superficie hay mucho más.

La gente que está en la cima de sus negocios tiene mucho en común; y aprender qué es lo que los hace diferentes del resto ayudará a los emprendedores a encontrar el éxito duradero en su propio negocio.

Este es el caso de Bill Gates, Elon Musk y Jeff Bezos que tienen un valor neto combinado de aproximadamente US$195 mil millones…..¡Juntos han amasado más dinero que el PBI de Grecia, Hungría o Argelia!

Y si se sabe que cada empresario tiene un conjunto único de características propias, estos tres empresarios tecnológicos también tienen algunas cosas en común que les permitieron crear algunas de las compañías más respetadas e innovadoras del mundo.

1. Reconocimiento de patrones impecable

En 1975, Bill Gates abandonó la Universidad de Harvard después de solo dos años en vista que le interesaba más los ordenadores en el laboratorio de computación que estudiando para los exámenes. Pero Gates, junto con su cofundador Paul Allen, se dieron cuenta de que la computadora personal iba a necesitar un software para ejecutarlo con éxito.  Luego de comprar un Altair 8800, ambos proyectaron que una computadora eventualmente llegaría a todos los hogares en los Estados Unidos.

En 2004, el cofundador de Tesla, Martin Eberhard, envió un correo electrónico a Elon Musk, quien ya había participado con éxito en PayPal y había fundado SpaceX, solicitando una entrevista para analizar una inversión en su nueva empresa de automóviles eléctricos. Musk, que había creído en el poder de los autos eléctricos durante una década, estaba ansioso por invertir. La participación de Musk generó una ronda de financiamiento de US$7.5 millones. Finalmente, Musk se convertiría en el presidente y consejero delegado de Tesla.

Por su parte, Jeff Bezos fundó Amazon en 1995, que en ese momento Amazon solo vendía libros, aunque Bezos sabía desde el momento en que fundó la empresa que la plataforma de comercio electrónico debería convertirse en una “tienda de todo”. Cuando se fundó Amazon, eBay no existía, y Barnes and Noble todavía no estaba vendiendo libros en internet. Bezos tenía una premonición sobre el futuro y actuó rápidamente para establecer lo que ahora es una empresa de casi 500 mil millones de dólares.

2. Fe en sí mismos y en sus equipos fundadores

Gates, Musk y Bezos y tenían una profunda creencia en sus propias capacidades y las de los miembros fundadores de sus equipos. Una cosa es tener una idea visionaria; otra cosa es abandonar Harvard, invertir millones en una pequeña empresa de automóviles eléctricos o arriesgarse a una deuda insuperable.

El caso de Jeff Bezos, por ejemplo: luego de graduarse en Princeton, finalmente terminó como vicepresidente senior de DE Shaw, una compañía de inversiones. Cuando tramó la idea de una librería online, dejó su trabajo a mediados de 1994. En otras palabras, Bezos se alejó de una considerable bonificación de fin de año para fundar una pequeña empresa en su garaje.

Te puede interesar: Conoce los trucos para ser más productivos que usan Bill Gates y Elon Musk

3. Tolerancia de alto riesgo

La fundación de una startup conlleva un gran riesgo, pues se calcula que el 96% de las nuevas empresas fracasan luego de 10 años de fundado. Esto significa que, estadísticamente hablando, Gates, Musk y Bezos estaban enfrentando dificultades cuando decidieron dejar una vida cómoda para comenzar una arriesgada aventura comercial.

Por ejemplo, Elon Musk dejó su programa de doctorado en la Universidad de Stanford para fundar una compañía llamada Zip2 con su hermano. La compañía fue vendida a Compaq, ganando US$20 millones. Pero en lugar de guardar el dinero en efectivo, Musk una vez más asumió un gran riesgo al invertir millones de dólares para fundar una compañía llamada X.com, que luego se fusionaría con otra compañía para formar PayPal.

4. Terquedad para perseguir una pasión

Los tres fundadores mencionados son obstinados y tercos. Persiguieron sus pasiones en lugar de simplemente continuar con carreras convencionales prometedoras. Bezos dejó una carrera lucrativa en Wall Street para crear luego Blue Origin, una compañía que comenzó a explorar el espacio.

Por su parte, Gates había sido un apasionado de las computadoras desde que era un niño, y como se mencionó anteriormente, el fundador de Microsoft pasó mucho tiempo estudiando a las computadoras personales mientras asistía a Harvard. Y en vez de terminar su carrera de prelatur persiguió obstinadamente su pasión hasta que se convirtió en un éxito.

Finalmente, Musk arriesgó su propio dinero para comenzar varias empresas, muchas de las cuales le apasionaban increíblemente. Musk había sido un apasionado de la tecnología del automóvil eléctrico durante aproximadamente 10 años antes de firmar para dirigir a Tesla. Del mismo modo, Musk se apasionó por los viajes espaciales hasta fundar SpaceX.

Vía: Inc.com

Artículos Relacionados