Cinco errores que matan a las Pymes

Una idea excelente no es suficiente para que una empresa sea exitosa. Evita estas prácticas.

1.Los ascensos inadecuados
La gente clave es indispensable para que cada estructura dentro de la empresa funcione. Sin embargo, un error constante en las empresas es ascender a los empleados de mayor antigüedad, en lugar de los más capaces o los que más se acerquen al perfil requerido por el puesto.

“Un empleado generalmente es ascendido por los años de labor o en reconocimiento a su buen desempeño, pero no en base a los conocimientos, habilidades y actitud requeridos para el puesto que ocupará”, dice la autora del libro Las Pymes, principales causas de fracaso, Margarita Hurtado Hernández.

2.Poca definición de roles
La mayoría de las Pymes nacen cuando un emprededor decide materializar su visión. “El gran entusiasmo y el hecho de que no se genere ingresos suficientes hacen que los fundadores sean ‘todólogos’ y venden, administran, compran, diseñan estrategias, etc.

“En la medida que la organización crece se contratan empleados para delagar responsabilidades, pero no las importantes, que son las que ponen en riesgo la liquidez”, apunta la también jefa del área de Dirección de Operaciones de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Panamericana (UP).

3.De emprendedor o director
Los emprendedores tienen la habilidad de materializar sus ideas y son capaces de crear una empresa y hacerla crecer hasta donde les sea posible controlarla personalmente.

La gente de éxito, el director en sí, es aquél que tiene además de la motivación, habilidades directivas para delegar y “existen muy pocas personas con ambas características”, dice la directiva de la UP.

Lo mejor es asumir el papel de director y hacer lo que mejor se sabe: formar un equipo de colaboradores sólido y una estructura que permitirá soportar una nueva fase de crecimiento. Esto abre un beneficio también para el emprendedor, ya que ceder el puesto en pro de la empresa le abre la posibilidad de materializar una idea nueva, ya sea para un negocio nuevo o mejorar el que ya tiene.

4.Ser sentimental
“Muchos directivos fracasan porque toman decisiones basadas sólo en sus sentimientos más que en cuestiones lógicas, como los resultados”, dice Margarita Hurtado Hernández.

A decir de especialistas, los latinos son quienes más toman decisiones basados en lo que sienten. La intuición es buena para los negocios, siempre y cuando esté acompañada de razonamientos lógicos y datos que ayuden a guiar esas ‘corazonadas’, no se puede apostar esperando ganar toda la vida. Existe la tendencia a considerar sólo los efectos inmediatos, pero se debe hacer el esfuerzo de identificar también aquellos que aparecerán en el mediano y largo plazo.

5.¿Empleado = familia?
En las Pymes generalmente se tiende a incorporar a un familiar desempleado aunque no tenga las habilidades ni los conocimientos requeridos para el puesto que se le asigna. Como consecuencia, “su desempeño no es el adecuado y perjudica empeorando los resultados de la empresa y generando ruido en el ambiente laboral porque se presta a suspicacias o resentimientos entre los demás empleados”, dice la académica de la UP.

La mejor solución para este conflicto es tener clara la diferencia entre operación, propiedad y familia. “una forma eficaz de hacerlo es mediante la profesionalización y definición de los órganos de gobierno de la empresa”, finaliza Margarita Hurtado.

Fuente: CNN Expansión

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion