Claves para ser un buen jefe

Cuando se habla del jefe o líder de una empresa,se refiere a todas aquellas personas que tienen subalternos a su cargo, sin importar su nivel jerárquico e implica asumir un rol complejo que requiere conocimientos, competencias y compromiso. 

Además es una persona que debe fijar los objetivos y tareas de sus subalternos, evaluar su desempeño y aplicar las políticas de recursos humanos. A continuación se presentan varios consejos que ayudarán al autodesarrollo de los jefes y a mejorar cada día.

– Una de las cualidades más apreciadas en cualquier ambiente de trabajo es el respeto.  Sin embargo, existen jefes que actúan como si sus colaboradores no tuvieran valor y les dicen frases como: “Si se van o se quedan me da igual, ya que afuera existen miles de personas desempleadas deseosas de encontrar un empleo” o “Si no están conformes, puedes salir por esa puerta”. En estos casos, no resulta extraño que los empleados afectados renuncien o sencillamente tengan un bajo rendimiento.

– Es importante que todo jefe aprenda a delegar, ya que una oficina donde no se archive un papel sin la orden del jefe representa un problema no sólo para la organización que se atrasa en la realización de sus actividades diarias, sino también para los subalternos que se sienten subestimados. Si bien es cierto que al delegar se corre el riesgo que el colaborador cometa errores, el jefe puede reducir esta posibilidad informando a la persona qué se espera de ella, y cómo lo está haciendo. 

– Cuando un colaborador ha realizado un buen trabajo, es importante que el jefe lo felicite para que se sienta reconocido y motivado a seguir adelante. Sin embargo, no es correcto elogiar y luego indicar un error como, por ejemplo, el siguiente caso: “Excelente informe, pero lo entregaste un día tarde”, ya que neutraliza el efecto.

– Es importante erradicar las conductas negativas que pudiera tener un determinado colaborador de inmediato, ya que si no se hace, es probable que sus compañeros lo copien.  Por ejemplo, si el empleado Juan habla 45 minutos por teléfono con su novia todos los días y su jefe no le llama la atención, es probable que los demás hagan lo mismo.

 La comunicación es un elemento fundamental en todas las relaciones incluida jefe-empleado. Se debe evitar en todo momento el “yo creía” o el “yo pensaba”. Por ello, es importante efectuar reuniones periódicas con el fin de mantener a los colaboradores al día de la información pertinente para la realización de sus tareas.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion