Coaching y Mentoring: Herramientas para el éxito asegurado

coaching mentoring

Coaching y mentoring son herramientas muy favorables para el crecimiento continuo de una empresa, pues requiere de un esfuerzo constante para que sea parte de sus prácticas empresariales. Aquí les damos algunos consejos para que puedan aplicarlas en sus organizaciones:

  • Delegado: Se necesita establecer parámetros, determinar qué tipo de apoyo según las necesidades de los empleados se les puede brindar, mediante exámenes de progresos en el camino.
  • Ofrece retroalimentación: Según lo que observe, se específico y directo, muestra sinceridad y comunícate cara a cara a los esfuerzos de desempeños tanto positivos como negativos.
  • Motiva el desempeño del empleado: Siempre es bueno ofrecer un oportuno reconocimiento por un trabajo bien hecho y proporcionar asignaciones favorables que desafían a tu personal, dado que esto satisface las necesidades de negocio al mismo tiempo.
  • Mentoring, crecimiento de los empleados: Ofrezca a sus empleados aquellas palabras de sabiduría que guían el comportamiento para el éxito y pregunte a los empleados para obtener ideas para hacer mejoras y resolver problemas. Recuerde que una empresa no evoluciona si no es por el buen ambiente que se forme dentro y el mejor desempeño de los que la conforman.
  • Enfoca el rendimiento en los empleados: Los objetivos establecidos en colaboración con los planes de acción que se hayan definido son los pasos clave para lograr los objetivos.
  • Establece metas significativas: Define los resultados que deben ser alcanzados y cómo se medirán los objetivos.
  • Evalúa el desempeño del empleado: No espere a la revisión anual. Conozca  uno-a-uno cada miembro del personal al menos una vez por trimestre para revisar el desempeño, ajustar los planes en consecuencia para mantener las prioridades actuales. Si sienten que no eres solo un jefe sino también un buen amigo, tendrán la confianza de desempeñarse de la mejor manera tomándolo como ejemplo.
  • El desarrollo profesional de ayuda: A la par con establecer planes que definen cómo los empleados se prepararán – desde la formación al trabajo a las tareas – para crecer en sus habilidades y capacidades. Un empleado que se sienta que se ha superado y contento con su organización, está comprobado que marcará la diferencia y obtendrás mejores resultados.
  • Ofrece formación: Dale paso a paso una instrucción que implique que tu empleado realice habilidades o procedimientos de una manera práctica.
  • Refuerza un buen desempeño: Los empleados realizan un trabajo de calidad y demuestran comportamientos positivos con el mismo esfuerzo que los sorprenda cuando el rendimiento no va tan bien como sea necesario.

¿Crees que estás haciendo lo necesario por tu empresa? De ser así, felicidades. Caso contrario evalúa las opciones que errar es humano y la humildad, así como el aprendizaje son herramientas del mañana.

Vía: dummies.com

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Artículos Relacionados

comments