¿Cómo dirigir personas más brillantes que usted en el trabajo?

mentes_brillantes

Los mejores gerentes suelen contratar gente muy brillante para que trabaje con ellos. Pero, ¿qué sucede cuando sus subordinados resultan ser más inteligentes que uno? ¿Cómo logra gerenciar a la gente que tiene más experiencia o más conocimiento? ¿Cómo los entrena o capacita si usted no tiene el mismo nivel de expertise? Veamos algunas soluciones explicadas por Wanda Wallace, Presidente y CEO del Leadership Forum y autora de Reaching the top:

  1. Enfrente sus miedos

Es natural sentirse preocupado o inseguro respecto a su habilidad para manejar a alguien que tiene mayor experiencia o know how que usted. “Los negocios son emocionales”, dice Wallace. “Sobre todo cuando usted esté liderando un grupo que sabe más sobre el trabajo del día a día, es intimidante”. El primer paso es considerar si el miedo es basado en la realidad; si ninguno de sus empleados ha dicho algo directa o indirectamente relacionado con usted, necesita mirar más hondo y preguntarse de dónde viene realmente ese miedo.

Lee también: Cómo mantener a los talentos de tu empresa

  1. Busque consejos

Considere contactarse con otros gerentes quienes pueden haber experimentado retos similares. “Hable con pares, coaches y mentores sobre lo que siente y sus temores, ello le ayudará a sentirse menos solo y puede darle ideas sobre cómo manejar la situación”, dice Wallace. Una sincera plática con su superior también podría valer mucho la pena: “comparta sus intereses y pregúntele qué fue lo que le llevo a elegirlo a usted para el puesto y qué piensa que usted es capaz de aportar”.

  1. Infórmese

Antiguamente en las organizaciones el jefe era el maestro y los empleados estaban ahí para aprender y hacer lo que se les decía. Hoy en día, el aprendizaje es un camino de doble vía. “Dígales a sus funcionarios directos que usted quiere aprender de ellos y luego trabaje en crear oportunidades para hacer que ello ocurra. Usted no necesita llegar a ser un experto, pero sí necesita saber lo suficiente sobre los detalles que le permitan vislumbrar dónde los problemas se posan”. Wallace sugiere reunir a su equipo de trabajo por un día o incluso por un par de horas y hacerles todo tipo de preguntas e inquietudes. Trate de encontrar lo que les preocupa, dónde se estancan y de quién podrían recibir apoyo en el trabajo.

  1. Brinde – y reciba – feedback

A veces suele parecer un poco tonto pensar en proveer retroalimentación a sus subordinados cuando aparentemente no se tienen los conocimientos suficientes. De modo que es mejor guardar los comentarios para los ámbitos donde usted tenga autoridad y legitimidad. Encuentre el tópico que sea más importante y específico. Diga algo como: “Me gustaría hablar con usted acerca de la manera en que se comunica con el equipo de ventas”. Dé un ejemplo, hable sobre lo que sucedió y del resultado. Pero asegúrese de obtener de vuelta el mismo feedback que usted ofrece. Esta es la manera en la que todos se sentirán mejor, dice Wallace.

Te puede interesar: 5 tipos colaboradores que toda pyme debe tener

¿Cómo lidia usted con sus empleados?

Vía: Harvard Business Review
Foto: mipropiojefe.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion