Cómo este emprendedor que “reinventó la rueda” ganó 1.25 millones de dólares

Su idea de convertir las bicicletas normales en medios de transporte eléctrico se origina luego de ver una película de ciencia ficción de Disney en 1982.

Una compañía de tecnología con sede en Boston, Estados Unidos, ha creado una rueda eléctrica que puede reemplazar a casi cualquier rueda regular de una bicicleta en cuestión de segundos.

Se trata de GeoOrbital, con sede en Boston, Estados Unidos, donde su CEO, Mike Burtov, se las ingenió para “reinventar” la rueda ofreciéndole al cliente una solución a una actividad tan común como es desplazarse en la ciudad.

Los inicios

Hace tres años Mike Burtov desarrolló en su cocina un prototipo de cómo él pensaba que una rueda eléctrica debía propulsarse por sí misma. Toda su inspiración nació de “TRON”, una película de Disney de 1982.

“Pocos años después de ver la película  no podía conseguir sacar una idea de mi cabeza. Pensé que las motocicletas en esa película se veían muy cool y todo, pero tenían tanto espacio vacío dentro de esas ruedas que pensé: “¿por qué no poner un motor, una batería y electrónica en ese espacio?” dejé mi trabajo y empecé a construir la rueda en mi cocina, a pesar de no tener conocimientos de mecánica y sin antecedentes en absoluto en hacer cosas“, recuerda Burtov.

Lo que nadie hubiera imaginado es que Burtov, que no es ingeniero, concibiera la idea de convertir una rueda de bicicleta común y corriente en una eléctrica. Pero necesitaba de ayuda tecnológica; así que asistió a un evento de Networking donde conoció a Dakota Decker, un ingeniero de SpaceX (empresa que pertenece a Elon Musk, dueño de Tesla), el cual decidió dejar su trabajo para dedicarse de fondo a construir la rueda.

Pero, Burtov entiende que debe convertirlo en un producto masivo para garantizar economías de escala y reducir los costos de fabricación, que es la barrera más común en nuevas tecnologías.

Y para lograr cautivar este mercado de 4 mil millones de dólares a nivel mundial, GeoOrbital aprovecha la plataforma Kickstarter y expone su producto al mercado, el único lugar que determina el éxito. Su meta era 75 mil dólares, la cual logró en sólo 58 minutos, mejor dicho el nacimiento de esta nueva empresa ya estaba garantizado.

El producto se lanzó al mercado el año pasado a un precio de 650 dólares dándole el atractivo al cliente de ahorrarse casi 400 dólares si confiaba en ellos. Para el final de la campaña de lanzamiento, GeoOrbital pudo recaudar más de 1.25 millones de dólares, es decir, vendió casi 2 mil ruedas que ni siquiera estaban fabricadas y superó 16 veces sus expectativas.

Te puede interesar: Niño de 13 años fabricó una impresora 3D y con 16 ya busca fundar su empresa

La bicicleta eléctrica

Y, ¿cómo puede esta rueda transformar una bicicleta tradicional en una bicicleta eléctrica de gran alcance?

En menos de 60 segundos la rueda GeoOrbital sustituye a la rueda delantera de la bicicleta y la convierte en una poderosa eBike, sin necesidad de herramientas, y una cadena grasienta. Es universalmente compatible con las bicicletas que tienen 66 cm y 700C – que es aproximadamente el 95 por ciento de todas las bicicletas para adultos en el mundo.

La rueda esta hecha de espuma sólida y, que en lugar de los radios, la rueda contiene una especie de carcasa triangular con tres ruedas más pequeñas que se apoyan contra el interior de la llanta. Al igual que un conjunto de engranajes, las ruedas más pequeñas sostienen la llanta y hacen que gire la rueda de la Bicicleta, impulsando hacia adelante mediante el uso del motor de 500W y una batería de 36V que se encuentra dentro de la carcasa.

Su batería de iones de litio aumenta la velocidad de la bicicleta hasta 20 mph para un máximo total de 50 millas, además, su batería es extraíble y es muy fácil de cargar. Además, posee un puerto USB para cargar sus dispositivos mientras disfruta de su paseo y se recarga mientras pedalea, frena o desciende por pendientes.

Otra pieza del dispositivo es el acelerador, que viene en forma de una pequeña palanca que se adjunta a la manilla con un botón de encendido y una pequeña cadena de luces que indica el nivel de batería restante. Toda esta ayuda de poder viene con una solución de compromiso en la cual se le ha añadido peso al dispositivo. Mientras que los neumáticos tradicionales pesan de tres a seis libras, GeoOrbital pesa de 11 a 17 libras dependiendo de su modelo.

Eso sí, la GeoOrbital puede pesar entre 7 y 9 kilos, dependiendo el tamaño de la rueda que se necesite, pero según sus desarrolladores uno termina acostumbrándose a este peso extra que finalmente aporta al transporte diario.

Claves del éxito

1. Aliviar una frustración de alta importancia en el cliente.

2. Desarrollar un producto de gran valor agregado.

3. Optimizar los costos de fabricación.

4. Aprovechar las ventajas digitales para lograr un mercado más grande.

Para comprarla hay que ingresar a la página oficial www.geoo.com donde se vende a US$995.00.

Vía: emprendiendohistorias.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados