Cómo la esposa de Steve Jobs se ha convertido en una poderosa inversionista con un patrimonio neto de US$20,7 mil millones

Laurene Powell Jobs se ha convertido en una presencia influyente y formidable en el mundo de la inversión ubicándose entre las mujeres más ricas del mundo, según Forbes.

Luego de la muerte de Steve Jobs de cáncer en el 2011, Laurene Powell Jobs heredó cierta participación en la propiedad de Apple y en Disney que ha seguido administrando hasta hoy.

De tal forma que a lo largo de estos años, la empresaria nacida en Nueva Jersey, se ha convertido en una influyente y formidable en el mundo de la inversión, ubicándose entre las mujeres más ricas del mundo, con un patrimonio neto de US$20.7 mil millones, según Forbes.

Actualmente la viuda del fundador de Apple, de 53 años, vive en la mansión familiar de Palo Alto, California, que la ha convertido en la sede para administrar su gigantesca fortuna, sumado a la diversificación de sus inversiones. Precisamente, Laurene ha estado en conversaciones para adquirir un equipo de baloncesto, otro de hockey sobre hielo y un gigantesco centro de eventos.

Se trataría de la compra del 20% de Monumental Sports & Entertainment, un conglomerado que es dueño del equipo de baloncesto Wizards -de la NBA-, del equipo de hockey sobre hielo NHL Capitals y del centro deportivo y de entretenimiento Capital One Arena, según se detalla en el periódico estadounidense The Washington Post.

Powell en Wall Street

Pero mucho antes de conocer a Steve Jobs, la multimillonaria inversionista había comenzado una carrera en el mundo de los negocios. Luego de obtener dos licenciaturas en Economía y Ciencias Políticas en la Universidad de Stanford, de California, Powell trabajó para Merrill Lynch Asset Management y pasó tres años trabajando en Goldman Sachs como estratega de operaciones de renta fija.

Asi que a inicios de la década de 1990 fundó Terravera, una empresa de comida natural que desarrollaba productos orgánicos como granos y legumbres para la industria alimentaria. Hasta que en 1992 funda College Track, una organización que promueve la formación educacional de estudiantes de bajos ingresos.

Te puede interesar: Estas son las 10 mujeres más poderosas de los negocios, según Fortune

Y en el 2000, Powell crea Emerson Collective, una organización que entrega becas y financia proyectos relacionados con temas de justicia social, inmigración y educación. Además de sus fundaciones e inversiones personales, la millonaria de Silicon Valley integra parte de varios directorios de empresas sin fines de lucro en Estados Unidos.

Por ejemplo, Powell Jobs ha sido miembro de la junta directiva de varias organizaciones, incluidas Teach for America, Conservation International y New America Foundation, además de ser miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y del consejo de administración de la Universidad de Stanford. Y junto con Michael Bloomberg y Ray Dalio, ella es miembro fundador del Climate Leadership Council.

Todo parece indicar que la viuda de Jobs seguirá haciendo uso de su poder de manera cada vez más prominente en el mundo de las inversiones.

Vía: BBC/lanacion.ar/ectvplaymag.com