Cómo liderar diferentes grupos de trabajo – Parte 3

productivo-ejecutivo

Continuando con nuestro artículo sobre cómo liderar diferentes grupos de trabajo, seguiremos con cómo liderar a un Grupo que hace Resistencia.

C. Grupo que hace Resistencia

(Fingen estar de acuerdo, pero a tus espaldas comentan, Luchan por quitarte el puesto y solicitar que pongan a otro en tu lugar, Incitan a otros del grupo a rebelarse, Tratan de dejarte mal delante de un supervisor suyo).

Este tipo de problema, es el más común, y es el que más dañino es para el trabajo del equipo, y el trabajo lejos de ser bien hecho, y eficaz por tratarse de un trabajo realizado por líderes, más bien, el trabajo va decayendo y muchas veces el líder ni siquiera sabe porque las cosas no funcionan si todos están trabajando.

En estos casos, resulta que el desanimo, la crítica, y el menosprecio por el trabajo, es el tema clandestino, de los lideres que él tiene a su cargo, y poco a poco, están desanimando a los demás, muchas veces terminan destruyendo el equipo de trabajo, y no permiten que se logre nada más concreto, y terminan separándose del grupo de trabajo uno por uno, hasta que el grupo se vaya desintegrando poco a poco.

Algunas veces este tipo de personas trabajan unánimes con otros que le apoyan, pero la mayor parte del tiempo trabajan a solas en sus objetivos oscuros, tratando de ver cómo afectan su liderazgo.

El líder debe estar atento a ver cómo reaccionan sus subalternos en todo momento, estudiar sus acciones, sus palabras, sus miradas, y su desempeño individual y grupal, y allí podrá notar muchas cosas antes de que suceda lo peor, el puede prever la situación siempre y cuando se mantenga vigilante.

Lo ideal es desmantelar la banda antes de que ataque, si aprende a discernir con que armas lo atacaran el debe evaluar como desarmarlos, o como activar un plan de defensa que fortalezca su liderazgo y no caiga ante la presión de este grupo de personas.

En mucho de los casos es un grupo de minoría, y otras veces es una sola persona, pero es capaz de hacer muchas cosas si las circunstancias se las permiten, por eso el líder debe prever todo, para evitar que la circunstancia necesaria para tal fin le llegue al opositor, y al fin logre sus objetivos.

En ocasiones, es mejor confrontarles y manifestarle de que ya el líder está claro con la situación, y que necesita que cambien la actitud, y de no ser así podrá tomarse otras medidas.

Si sigue la situación, hacer nuevas reuniones con el grupo y volver advertir acerca de la situación y del cambio de actitud que se les pide, y si aún, la situación sigue, el líder tiene mayor derecho para tomar medidas estrictas sin ser malinterpretado, y tiene un argumento sólido que sustente su decisión y no lo haga quedar como una persona injusta.

Continúa en:

Cómo liderar diferentes grupos de trabajo – Parte 1

Cómo liderar diferentes grupos de trabajo – Parte 2

Cómo liderar diferentes grupos de trabajo – Parte 4

Cómo liderar diferentes grupos de trabajo – Parte 5

Vía: Mype

Deja un comentario