Cómo lograr el equilibrio entre ser un buen padre y emprendedor

Mekka-1

Las ocupaciones de ser padre y emprendedor a la vez comparten características similares: ambas requieren de mucha atención y dedicación, de lo contrario no se logrará ser el mejor. De hecho es todo un reto tener que lidiar entre la vida familiar y laboral, más aún si se lleva a cuestas un proyecto de gran envergadura, es un reto constante que puede llegar a ser realmente estresante.

Problemas comunes de los padres emprendedores

La responsabilidad de todo padre es velar por la seguridad de su familia, muchas veces los hijos nacen a la par con el emprendimiento de un negocio, convirtiéndose en una tarea demandante el satisfacer las necesidades del hogar y cubrir las exigencias que toda empresa requiere.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Los padres emprendedores dedican poco tiempo a su familia, en especial a los miembros más pequeños del hogar cuando más lo necesitan. Muchos empresarios en el afán de alcanzar logros se olvidan de brindar atención a los niños, logrando el éxito en sus negocios, más no en la relación de padre-hijo.

En la actualidad es común ver a padres que asumen más el rol de emprendedores, dedicando la mayor parte de su tiempo al trabajo y perdiendo experiencias significativas junto a sus hijos.

¿Estás dándole el espacio correcto a estos dos ámbitos de tu vida? Te presentamos algunos consejos para ser un buen padre y emprendedor a la vez:

  • Saber organizarte

Los negocios pueden absorberte completamente si no sabes organizarte,  evita que tu vida se convierta en un caos planificando una agenda diaria, una lista clara con todas las tareas por orden de importancia. Repasando los pendientes ahorras tiempo, generas un mayor nivel de productividad y lo más importante: gestionas un tiempo de calidad para tus hijos.

  • Priorizar tareas

Las listas sirven para organizarse y establecer el nivel de prioridad, no te estreses queriendo hacerlo todo, hazte las siguientes preguntas ¿Es necesario hacerlo todo hoy día? ¿Hay labores que podrían esperar? ¿De cuáles puedo prescindir? Aprende a priorizar para lograr el equilibrio entre la vida familiar y laboral.

  • Presta toda tu atención

Por el bien de tu salud mental a veces es bueno centrarse en una sola cosa, si sales de paseo con tus hijos olvídate del trabajo, deja el móvil en casa y evita las típicas conversaciones de negocios. Al igual que cuando te encuentras en el trabajo deja de lado las llamadas con amigos o familiares.

  • Busca apoyo

Ser padre requiere de ciertas responsabilidades cotidianas como el cuidado o la alimentación, si tienes que lidiar con una situación de falta de tiempo no dudes en pedir apoyo. Pueden ayudar otros miembros de la familia o inclusive es factible contratar a una niñera que se encargue del cuidado o la limpieza del hogar.

  • No entrar en pánico

Las situaciones difíciles para llegar a ser un buen padre y un buen emprendedor pueden generar estrés, no entres en pánico, relájate, sal a dar un paseo y ordena tus pensamientos. Al final verás que no era tan difícil como creías.

  • Combinar la vida laboral y personal

Este tipo de situación se da en el caso de que sea imposible separar ambos ámbitos, si es necesario usa el internet, las aplicaciones móviles, el celular y todo lo que tengas para comunicarte con tus hijos e informarte acerca de sus actividades. Con respecto a la falta de tiempo, aprovecha las horas de descanso o de recreación de los pequeños para terminar con los pendientes.

  • Saber escuchar a los hijos

Pasar un tiempo valioso con los hijos significa jugar, conversar y compartir. En estos momentos es importante escucharlos e involucrarse en sus experiencias, no se trata de una obligación sino de una actitud natural, los niños tienden a percibir el nivel de interés que muestras ante ellos.

  • Los negocios no superan el amor por tus hijos

Los emprendedores son apasionados con lo que hacen pero esto no significa que deban dejar de lado el amor por sus hijos, su unión debe ser a prueba de todo, compartiendo momentos en las buenas y malas. Los niños incrementan su autoestima y confianza a través de la atención y amor que reciben.

  • Delega responsabilidades

Los padres emprendedores de hecho tienen más tareas de lo habitual, pero eso no quiere decir que sean súper humanos y puedan hacerlo todo, cuando sea necesario deben delegar tareas o pedir ayuda. Cuando surja algo importante con relación a los hijos o tenga una reunión de negocios importante tienen que saber compartir responsabilidades.

  • Acabar con las debilidades

Ser emprendedor y padre a la vez conlleva a la inseguridad, en estos casos es en donde necesitas ser más fuerte, para alcanzar el éxito es necesario que identifiques tus debilidades y traces objetivos para combatirlas.

  • Mantenerse positivo

Mantener una actitud positiva ante todo te ayuda a seguir adelante con tu proyecto y ser un ejemplo para tus hijos, ser negativo solo te dificultará más el camino como padre y emprendedor.

  • Seguir aprendiendo

Ahora ya no se trata solo de ti, ahora tienes una familia por la cual velar. Cuando hayas conseguido el éxito no pienses que es duradero, solo tómalo como un estímulo para seguir adelante.

  • Dejar que los hijos aprendan por sí solos

De los errores se aprende y se obtienen respuestas valiosas, no limites a tus hijos a vivir en una burbuja, ellos deben aprender por sí solos a crear su propio camino mediante tus enseñanzas.

  • Saca lo mejor de ellos

Como padre tienes la misión de comprender que al igual que tu equipo de trabajo tus hijos también son diferentes, sus ideas no siempre serán parecidas a las tuyas.

  • Motivación

Eres un líder, influye en tus hijos una actitud luchadora en la vida, enséñales que se requiere de un gran esfuerzo para alcanzar las metas.

  • El “no” quítalo de tu vocabulario

Transforma los “no puedo hacerlo” o “no quiero” en un sí rotundo, el pensamiento positivo te ayudará a lograr todo lo que te propones y servirá de estímulo para motivar a los más pequeños de la casa.

  • Pensar siempre en tu equipo de trabajo

Al igual que tu muchos colaboradores también tienen que lograr el equilibrio entre el trabajo y la familia, más que un jefe muéstrate como un emprendedor cercano a su equipo.

Vía:  forbes.es y boliviaemprende

foto: mekka.mx

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario