Cómo los introvertidos logran una buena impresión

introvertidos

Muchos piensan que la personalidad de un líder debe ser extrovertida, espontánea y carismática. Pero, ¿qué hay de grandes líderes como Mark Zuckerberg, Albert Einstein y Mahatma Gandhi?

También los introvertidos pueden ser sociables, tener autoconfianza y ser inspiradores. Así que no debe extrañarse encontrar a este tipo de personas en la oficina y en los eventos relacionados donde los extrovertidos tienen una ventaja definitiva: son naturalmente personas con habilidad para iniciar y unirse a conversaciones y en general les resulta fácil disfrutar de sí mismos.

Los introvertidos, sin embargo, a menudo luchan en las reuniones sociales y quizás permanezcan en las esquinas, cuidando sus bebidas.

Lee también: 10 de los mejores empleos para introvertidos

Precisamente, en un artículo en el sitio web Inc.com, Nick Boothman, autor del libro “How to Make People Like You in 90 Seconds or Less“, detalla exactamente cómo la gente introvertida puede hacer una gran primera impresión en una reunión social.

Ajustan su actitud

Cuando los introvertidos ingresan a una sala de reunión lucen nerviosos, lo que los hace socialmente torpes. Boothman sugiere tener una adecuada preparación para el evento social; verse frente al espejo y decirse “¡Me veo genial!” una y otra vez, en tantas voces y expresiones diferentes como sea posible. Esto crea lo que podría llamarse una “imagen cerebral” por lo que acercarse a un grupo de personas será menos atemorizante.

Miran a los ojos y sonrien

Mirar a la otra persona a los ojos, suena bastante simple, pero cuando se conoce a los introvertidos suelen mirar hacia abajo o hacia los lados para evitar que la otra persona se sienta incómoda, lo que puede lucir como arrogante. La solución, según Boothman , es fijarse atentamente el color de los ojos de la otra persona. Esto obliga hacer contacto visual, por lo que todo lo que necesita hacer es sonreir.

Tienen un lenguaje corporal

Este paso es simple. No cruzar  los brazos o enlazar sus manos juntas, porque esos gestos comunican duda y hostilidad. En su lugar, hay que relajar los hombros, los brazos y las manos, lo que crea una postura que muestra confianza en la otra persona.

Te puede interesar: Cómo tratar con empleados introvertidos y extrovertidos

Sincronizan la voz y gestos

Si la otra persona se habla rápido, hay que hablar rápido. Si la otra persona habla despacio, hay que hablar despacio. Los extrovertidos sincronizar inconscientemente sus gestos, pero los introvertidos deben tratarlo como un ejercicio intelectual. El resultado es el mismo, independientemente.

Encuentran un terreno común

Más que el negocio habitual en la charla, hay que saber el tema a tratarse en estos eventos y conferencias. Así que see debe escuchar las respuestas de la otra persona que tiene en común y hacer una pregunta o hacer una observación al respecto para lograr mayor afinidad.

Vía: Inc.com
Foto: mundoejecutivo.com.mx

Artículos Relacionados