Cómo saber si tienes visión empresarial

visionempresarial

Muchos emprendedores actúan por instinto y les va bien; sin embargo a muy pocos les va muy bien. Actuar por instinto no es la forma correcta de empezar una empresa o un negocio, pues no todos tienen esa “suerte”.

Para emprender debes concentrarte y prepararte, informarte bastante sobre el negocio y el mercado; pero sobre todo tener actitud y visión empresarial, sin estas dos condiciones será como iniciar un viaje a través de los océanos sin brújula, ni rumbo.

Aquí te brindamos algunos consejos para que logres la visión empresarial y que tu emprendimiento tenga éxito:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Pasión. La importancia de la pasión se resume en las frases “trabaja en aquello que harías gratis”, es decir trabajar en aquello que más te gusta hacer. Para que un negocio sea exitoso, debemos dedicarle gran parte de las horas del día, así que es imprescindible elegir un rubro que disfrutemos. De lo contrario fracasaremos o seremos infelices.

Capacidad de observación. Los negocios están en las calles así que uno debe ir en la vida con los ojos muy abiertos. Así, uno descubrirá qué se hace y qué podría mejorarse. Las mejores ideas vienen cuando vemos lo que pasa en el mundo. Las ideas no se dan en un laboratorio. Es necesario observar todo el entorno y no limitar nuestra visión a una sola parte del negocio.

Deseo de conocimiento. Además de tener pasión, hay que conocer muy bien el negocio que queremos llevar a cabo y nunca parar de aprender sobre el mismo. Debemos examinar la competencia, averiguar sobre todos los proveedores del mercado y mirar en internet para saber lo que se hace en otros países.

Disciplina.  El entusiasmo es importante pero no suficiente. Para que un negocio funcione debemos ser ordenados en nuestro horario y tener una metodología de trabajo.

Optimismo. Para tener éxito se le debe buscar el lado bueno a las cosas: ver siempre el vaso lleno y no medio vacóo.

Responsabilidad. No son emprendedores aquellos que se limitan a responsabilizar a otras personas o al Estado por sus fracasos. Los emprendedores enfrentamos los inconvenientes y somos forjadores de nuestro destino.

Aprender de los fracasos. Antes de obtener el éxito se viven cientos de fracasos, pero en lugar de desanimarnos, debemos aprender de ellos. La actitud es “perdiste plata pero ganaste experiencia”, un emprendedor debe ser tolerante al fracaso. Incluso sabemos que las quejas de los clientes son oportunidades para conocer en que podemos mejorar.

Perseverancia. Como los emprendedores no nos rendimos ante los fracasos, solemos ser muy perseverantes. Por más numerosas que sean las caídas, volvemos a levantarnos para seguir emprendiendo con nuevos bríos y mayor experiencia.

Actitud de servicio. Un emprendedor requiere de otros para poder llevar a cabo su sueño, por lo que debe tener la capacidad de ser líder. Un líder es capaz de convencer al resto de que su sueño hará ganar a todos y a la vez se preocupa por realizarlo. Un líder tiene además objetivos claros, lo cual inspira confianza en sus seguidores.

¿Encajas dentro del perfil del emprendedor con visión empresarial?

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario