Cómo una empresa de colchones se convirtió en una startup de US$200 millones en dos años

Simplificando el proceso de venta de colchones, Casper se ha convertido en una startup a la que seguir por su tecnología, innovación y versatilidad.

Si pensabas que lo habías visto todo en el mundo de las startups, conoce la historia de Casper, una empresa que literalmente vende colchones por internet y que es toda una sensación comercial en Estados Unidos.

Aunque suene un poco extraño, una empresa que venda colchones vía online también puede convertirse en un startup potente, si hace las cosas bien, buscando diferenciarse de la competencia y al ofrecer un sistema de venta sencillo y sin intermediarios para su venta.

Casper se lanzó en abril del 2015 y después de solo 28 días ya había facturado 1 millón de dólares. Se trata de una innovadora empresa que está reinventando la forma de crear y vender colchones debido a que utiliza espuma de látex para que el cuerpo de cada persona pueda amoldarse al colchón lo mejor posible y el individuo tenga la oportunidad de dormir bien todas las noches.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Este caso debería de servir de ejemplo a las empresas peruanas que se dedican al e-commerce, para entender cómo se puede rentabilizar un negocio online, sin tener que inventar la pólvora.

Claves de su éxito

Entonces, ¿qué tiene de especial vender colchones por internet?

Este negocio no es nada nuevo, existen multitud de tiendas online que venden colchones y que lo mandan a casa sin problemas. Pero, Casper es un servicio que intenta quitar intermediarios (las tiendas) y la gran frustracción que es comprar un colchón y no sentir que están robando en el intento.

Además, Casper también deja que el consumidor acuda hasta su tienda física y pruebe el colchón en varias ocasiones haciendo una pequeña siesta para decidir si desea adquirirlo y si se adapta a sus necesidades. Cabe anotar que la web vende colchones de látex que van desde los 500 dólares hasta los 1000 hechos con textiles ‘premium’.

Así que no hay ningún otro secreto más que la simplificación de todo el proceso por lo que hoy Casper tiene un valor de 200 millones de dólares en el mercado. Y entre sus peculiaridades de este negocio encontramos las siguientes:

  • Eliminación de las tiendas como intermediarios.
  • Precios económicos.
  • Posibilidad de probar el colchón durante 40 días, sin compromiso.
  • Gastos de envío gratuitos.

Te puede interesar: 3 empresas peruanas que surgieron desde cero y lograron el éxito

Otra de las cuestiones que debe tener en cuenta si se decide emprender con un negocio de colchones como Casper es que, al operar a través de la red, contar con una única tienda física y no disponer de intermediarios, la entidad, co-fundada por el emprendedor Gabriel Flateman, se puede permitir el lujo de vender colchones que en otros comercios valdrían unos 3.000 dólares por tan solo mil, lo que ha aumentado aún más su clientela.

En este sentido, la empresa realiza entregas nacionales gratuitas a domicilio a cualquier lugar de Estados Unidos y Canadá en entre uno y cinco días. Todo ello con los colchones bien empaquetados en cajas del tamaño de una pequeña nevera.

En realidad Casper es un ejemplo perfecto de a lo que el término disrupción se refiere. Tomar un modelo de negocio establecido y del que mucha gente está cansando porque cree que funciona mal, darle la vuelta, simplificarlo lo máximo posible, basarlo en tecnología mediante internet, y vender.

Tecnología y versatilidad

Y si tener que acostumbrarse a un nuevo colchón es una incomodidad pero una necesidad, encontrar el colchón ideal, ni muy duro ni demasiado blanco, también puede ser una tarea ardua. Pero esta empresa se dio el trabajo de encontrar la combinación perfecta de detalles para ofrecer a sus clientes el colchón soñado.

Los colchones Casper combinan una espuma de látex con memory foam. Ambos tipos permiten obtener el soporte perfecto para el cuerpo así como la comodidad al amoldarse a la silueta además de garantizar una ventilación ideal para mantenernos a una temperatura óptima durante las noches.

Es decir, son colchones Casper son 100% moldeables pero no pierden su forma original. Cuando el cliente pide el envío del producto, llega en una caja tan compacta que cabe en la maletera de un auto.

Casper ofrece sus colchones en seis tamaños que van desde Twin hasta California King con precios que se inician en 500 dólares. Con la compra, se tiene un periodo de prueba de 40 días y si es que el producto no convence, se puede devolverlo. Si se compra, tiene una garantía de 10 años.

Vía: Inc.com/pymesyemprendedores.com.ar

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments