Cómo una mesera logró crear un imperio millonario de belleza online

Descubre cómo esta exitosa joven logró transformar su canal de YouTube en una empresa millonaria.

Michelle Phan logró algo que parecía imposible: convertirse en millonaria antes de cumplir 30 años gracias a YouTube. Todo comenzó con su blog como un pasatiempo dedicado al tema de la estética y belleza que le apasionaba.

Lo cierto que luego de 11 años y gracias a sus videos tutoriales y consejos prácticos, su cuenta bancaria tiene unos cuantos ceros por lo que es considerada la verdadera reina de la belleza online del siglo XXI.

Phan logró reunir 8,8 millones de seguidores convirtiéndose en una ‘youtuber’ de referencia; no obstante, hace 10 meses dejó de compartir contenido sin previo aviso, dejando perplejos a sus seguidores de larga data.

Y tras un largo silencio en YouTube, hace poco la famosa ‘influencer’ decidió pronunciarse por medio de un video sobre las razones que la llevaron a abandonar su canal.  “Quién era frente a la cámara y quién era en la vida real comenzaron a resultarme respuestas desconocidas. El dinero puede sacar lo peor de la gente, y yo no era una excepción. Mis inseguridades sacaron lo peor de mí”, contó la estadounidense.

La ‘influencer’ explicó que tal nivel de exposición había generado en ella la necesidad de proyectar una imagen que se distanciaba de su verdadero ser. “Me volví prisionera de mi propia vanidad y nunca estaba satisfecha con mi imagen. La vida que compartía en línea estaba perfectamente dibujada, pero en verdad estaba creando cuidadosamente una imagen de la vida que quería, no de la que realmente tenía”, explicó Phan.

Sus inicios

Esta emprendedora viene de una familia inmigrante vietnamita, por lo que desde muy joven trabajó como mesera en un restaurante de sushi. En 2003 empezó a escribir un blog sobre maquillaje para escapar de la dura realidad de un padre adicto al juego y a la pobreza. Luego, en el 2006, al no conseguir un trabajo en una firma de cosméticos, decidió hacer un video tutorial en su blog de belleza en respuesta a peticiones de dos de sus lectores.

Con el tiempo su fama ha ido al alza sin parar, transformándose en una verdadera reina de belleza en dicha red social. Durante todos estos años se ha caracterizado por hacer videos de tutoriales de belleza, en donde enseña técnicas y tips de maquillaje, algunos de ellos sencillos, otros realizado para fechas especiales y otros para imitar el estilo de las famosas. Además, de videos con consejos de peinados y uñas.

Por otro lado, cuentan que es una mujer muy sencilla y que por eso destacan sus tutoriales, porque no busca presumir, sino realmente busca enseñar para que otras chicas puedan aprender esos tips de belleza.

Te puede interesar: La historia de Evan Spiegel, uno de los multimillonarios más jóvenes del mundo

Negocio millonario

Pero, ¿de donde proviene la fortuna de Phan, con YouTube? A través de su programa de Socios. La plataforma de videos de Google paga hasta 5 dólares por cada mil vistas a un video. Estas ganancias se dan por la enorme cantidad de clics que las superestrellas de YouTube pueden atraer.

Este acuerdo resulta muy atractivo para la videoblogger, quien tiene más de 7.5 millones de suscriptores a su canal personal (gana unos 66 abonados por hora) y cuyos videos reciben un promedio de 442,609 visitas diarias, según el sitio Vidstatsx.com.

Actualmente Phan tiene un valor neto de tres millones de dólares, ha participado en revistas como Seventeen, fue vocera y maquillista de Lancome, la firma Glamhouse la llamó para ser imagen de su colección de joyería “Ever Eden”, tiene su propia línea de cosméticos llamada Em Cosmetics, dirige su empresa de belleza llamada ipsy y es autora del libro “Make Up: Your Life Guide to Beauty, Style, and Success — Online and Off”.

Ha sido reconocida por diversas publicaciones financieras como el rostro de las nuevas celebridades nacidas del emprendedurismo en la red. Sin duda que tras un periodo de depresión, el desconectarse y buscarse a sí misma en la naturaleza le permitió ver la vida desde una óptica distinta.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados