¿Cómo vencer la conocida crisis de los 40?

crisis-de-los-40

Acabas de cumplir 40 años, tienes un buen salario, quizás un departamento propio y una familia consolidada, sin embargo, sientes que algo le falta a tu vida. Cuidado, ese puede ser el primer síntoma de la denominada “crisis de los 40”.

Cualquiera creería que una persona a los 40 se siente completamente realizada, pero esto no es así en la mayoría de los casos.

Las personas arriba de las cuatro décadas comienzan a recordar las oportunidades perdidas a lo largo de su vida y a sentir que no están siendo fieles al propósito trazado durante su juventud.

Lee también: 4 claves para luchar contra la insatisfacción en el trabajo

Síntomas de la crisis de los 40

Amigo varón, ten cuidado si presentas algunas de estas manifestaciones:

  • Insatisfacción con el trabajo o las labores diarias.
  • Deseo desmedido por adquirir artículos de lujo como autos costosos, relojes, etc.
  • Necesidad de establecer relaciones extramaritales con mujeres dos décadas más jóvenes.
  • Deseo de tomar riesgos irracionales en los negocios o en su vida misma.

Ojo, las mujeres no se salvan de la crisis de los 40, aquí algunos síntomas:

  • Exceso en los gastos de ropa y calzado.
  • Insatisfacción con su propio cuerpo (cirugías, botox, rinoplastias, etc.).
  • Al igual que en los varones, se expresa una deseo desmesurado por estrechar relaciones con jóvenes atléticos, mucho menores a ellas.

La crisis de los 40, ¿algo netamente emocional?

Hollywood ha tratado numerosas veces sobre esta “crisis de los 40”. Hoy, vamos a recordar una de las cintas que versan sobre el tema, “17 otra vez”, dirigido por Burr Steers y protagonizado por el ícono juvenil Zac Efron.

En esta historia, un padre de familia angustiado por la falta de dinero y por los problemas familiares, anhela fervientemente regresar a los años de la preparatoria. Y por arte de magia, su deseo se cumple.

Y cuando cree que el azar le ha dado una segunda oportunidad que no puede desperdiciar (él siempre quiso ser un famoso y millonario jugador de básquetbol), se da cuenta que se encuentra sólo en el mundo, y que ha perdido lo más valioso de su vida, su familia.

Aunque suene algo pedagógico (de hecho, esta cinta lo es en extremo), lo cierto es que la denominada “crisis de los 40” es algo más emocional, que netamente hormonal o físico. En realidad, el hombre o mujer a los 40 años se encuentra aún en plenitud física.

Sin embargo, hay una especie de colapso mental producido por los deseos incumplidos que generan esa sensación de crisis y ansiedad internas. Por supuesto, que quienes padecen esta crisis ven el vaso “medio vacío”. Únicamente se enfocan en las oportunidades perdidas y no en lo que han ganado durante todos estos años

La receta para vencer la crisis de los 40

Porque precisamente lo que han ganado los “cuarentones” es experiencia. La suficiente experiencia como para saber qué hacer para el resto de sus vidas. La experiencia dejada por varios empleos que han determinado qué clase de trabajo es el que realmente lo apasiona. La experiencia dejada por una serie de amigos y conocidos, para determinar con qué clase de personas debe rodearse y con quienes no.

Y a pesar que algunos crean que es difícil cambiar la orientación del barco de la vida luego de los 40, en realidad es todo lo contrario. ¿Cómo hacerlo, si ahora tienes una familia? Pues, ¿quién te ha dicho que esa familia es un obstáculo?

Pueden ser tus mejores aliados para llevar a cabo tu propósito de vida. Tener 20, 30 ó 40 años no hace la diferencia. La diferencia la crea uno mismo, para bien o para mal.

Vía: entrepreneur.com
Foto: iamdadrock.com

Artículos Relacionados