Conoce los modelos a seguir de los altos ejecutivos

winston chruchill

El mundo empresarial cada vez es más agresivo y lleno de retos, más empresas aparecen cada día y los mercados no aumentan a la par. Dada esta situación, cada vez es más común que los altos ejecutivos busquen inspiración y motivación en grandes pensadores, personalidades del ámbito político o empresarios que revolucionaron el mundo.

La creatividad de Steve Jobs, el coraje y resistencia de Winston Churchill, la inflexibilidad y poder de decisión de Margaret Thatcher. Estos son algunos ejemplos de los personajes elegidos como los modelos a seguir en el mundo empresarial. Han sido seleccionados por distintos motivos, sea por las características que comparten con los ejecutivos actuales o por las lecciones de vida impartidas en momentos de gran tensión que pueden ser extrapolados a situaciones del día a día. Sea cual sea el motivo, es importante tenerlos presentes ya que se puede aprender mucho de estos personajes históricos.

A continuación te presentamos las razones por las que fueron elegidos y cómo aplicar sus enseñanzas en nuestros tiempos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Rompiendo esquemas, versión 2.0

Al mencionar la marca Apple o alguno de sus productos, inmediatamente lo asociamos con Steve Jobs; sucede lo mismo al nombrar al otrora salvador de la empresa tecnológica. Además de haber roto esquemas con los artefactos creados bajo su mando, cambió el ámbito empresarial por su forma de liderar y revivir la empresa, que se encontraba en su nivel más bajo de ventas en toda su historia. Jobs utilizó un enfoque diferente y creativo, anulando la imagen clásica del jefe con terno y corbata, reemplazandola por la de un señor mal afeitado, que utilizaba jeans y polos simples. Además de promover el pensamiento lateral e innovación constante, Jobs le mostró a todo el mundo que las posturas tradicionales y llenas de formalismos no necesariamente aseguran el éxito.

Invasión británica

Mientras Inglaterra era parte de la coalición durante la Segunda Guerra Mundial, la inestabilidad política era cosa de todos los días. Es en este momento que aparece Winston Churchill, quien sacaría adelante toda una nación asolada por una crisis mundial. Churchill es uno de los modelos a seguir por su coraje en un momento donde se necesitaba tomar decisiones difíciles que no serían aceptadas por todos, por su integridad y por mantenerse firme en su posición, sabiendo que ganaba muchos enemigos al hacerlo. Por otro lado tenemos a Margaret Thatcher, también conocida como “La Dama de Hierro” por su firme oposición a la Unión Soviética y sus estrictas políticas de gobierno. Ella es la única mujer que ha tenido el cargo de Primer Ministro y quien ha durado más en dicha posición durante el Siglo 20. Es una más de los modelos a seguir por sus políticas inquebrantables, su manera de decidir sin comprometerse a algo que no le parecía y porque jamás se dejó doblegar por la presión política o del pueblo.

La paz y el liderazgo

Quien ocupa el tercer lugar en la lista de los modelos a seguir, pero el primero en América Latina, no es otro que Mahatma Gandhi. El gran líder y gestor de la liberación de India, país que se encontraba bajo el control británico, utilizaba un liderazgo enfocado al espíritu y al legado que dejamos una vez que nuestro tiempo se termina. Gandhi se encuentra en el primer lugar en Latinoamérica por el contexto en el que vivimos, donde se presenta mucha violencia y problemas variados, como el narcotráfico o la delincuencia.

Los héroes silenciosos

Los expertos aseguran que una nueva tendencia de modelos a seguir se avecina, se trata de líderes dentro de la misma organización que sirven de inspiración para todos los colaboradores. Son aquellos que motivan a todo el equipo a seguir empujando, incluso cuando las cosas no marchan muy bien, son quienes pueden alentar e inspirar sin ser figuras históricas. Si en una empresa surge un líder de este tipo, dicha empresa debe cuidarlo mucho, si abandona la compañía puede desestabilizar al equipo y crear incomodidad e incertidumbre.

Cada estilo se ajusta al perfil de cada uno, desde el que daría su vida por alcanzar la meta hasta el que tiene un pensamiento más flexible. Finalmente, lo que funcione en la empresa dependerá de muchos factores.

¿Qué opinas de estos líderes? ¿Tienes tu propia lista de modelos a seguir? Cuéntanos en los comentarios.

comments

Autor entrada:

Deja un comentario