Consejos de liderazgo que podemos aprender de la Reina de los Países Bajos

Poder de empatía, naturalidad y un poderoso background académico construyeron la figura de una reina amada por su pueblo y muy respetada por los empresarios y líderes de todo el mundo.

consejos-de-liderazgo

No es Messi ni el Papa Francisco. Pero Máxima Zorreguieta se ha convertido en otro icono argentino contemporáneo desde que fue coronada reina consorte de Holanda en 2013, y que fue recibida por todos sus compatriotas en su primera visita a su país natal en calidad de asesora especial del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y quien impulsa un programa de financiamiento para la inclusión de sectores desprotegidos.

Pero, ¿cómo pudo convertirse en una líder mundial, luego de 3 años de reinado? ¿dónde radicaron las claves, entonces?

Suscríbete a nuestro boletín informativo




La nacida en Buenos Aires y casada desde hace 15 años con Guillermo Alejandro supo encontrar un equilibrio perfecto en su rol de referente para la mayor parte de la ciudadanía holandesa: estableció un lazo entre la aristrocracia real y el habitante medio del país y, por otro lado, logró consolidarse en el ámbito político y empresarial a la vez que cautivó a varios de los líderes políticos mundiales, ejerciendo como abanderada de la lucha por una mayor presencia de mujeres en puestos jerárquicos de compañías.

Así que te ofrecemos las claves de liderazgo de la reina de los Países Bajos que todo emprendedor debe tener muy en cuenta :

[pullquote]Uno de los atributos destacables del liderazgo de Máxima es su facilidad para establecer empatía[/pullquote]

1. Conocer la cultura de la organización a la que se ingresa

Máxima Zorreguieta tuvo la capacidad de acercarse a la gente a la que se debe dirigir, como hace un líder que necesita buscar cosas en común con quienes tiene la necesidad de alinear o influir en su comportamiento. Y como nuevo líder que ingresa a una organización, lo primero que debe hacer es “aprender el idioma” interno, esto es, conocer cuáles son sus códigos y rutinas, en su esfuerzo por saber todo lo posible antes de ingresar al puesto.

2. Ser empático pero no obsecuente

Uno de los atributos destacables del liderazgo de Máxima es su facilidad para establecer empatía, en la medida que captó rápidamente cuáles eran los distintos códigos del pueblo holandés y qué esperaban de ella. En este sentido,  la argentina supo colocarse muy hábilmente en la ‘mente’ del sentimiento colectivo de esa nación para mostrarse como una figura confiable y que, al mismo tiempo, es parte de ellos.

consejos-de-liderazgo

3. Construir autoridad y no poder

El líder tiene que hacer que la gente le responda y debe influir en sus comportamientos. Y el caso de Máxima tiene mucho que aportar en este sentido: ella construyó autoridad y esa es la columna vertebral del liderazgo, porque demuestra que está predispuesta a entender nuestras necesidades y articularlas en la medida que tenga recursos para hacerlo.

4. Ser abierto y establecer canales de comunicación

De alguna manera, este punto está implícito en el anterior. Para construir autoridad, es básico estar abierto a las inquietudes de las personas dirigidas y manejar correctamente la comunicación en cuanto a escucharlos y brindarles soluciones, en la medida de lo posible. Y Máxima en este sentido también supo estar a la altura de las circunstancias estrenando un estilo en la monarquía que marcó un hito que va más allá del aspecto y el buen gusto que la caracterizan y que tiene que ver con la frescura, la sonrisa, su calidez y accesibilidad.

Te puede interesar: 5 consejos para lograr el éxito según uno de los mejores chefs del mundo

5. Mostrarse cercano y humilde

Si el líder logra acercarse en su sencillez o exposición menos mediática a la gente, logra captar la atención de esas personas. En este sentido, Máxima cumple con esto a la perfección, pues pese a su rol institucional, ella no perdió la figura de madre por ejemplo. Está muy claro que sigue siendo una mamá para sus hijas y que respeta mucho el ámbito familiar, lo que hace que se vea cercana a la gente.

reina-de-paises-bajos

6. Identificar a otros líderes y establecer una buena relación

Cuando se entra a una posición de mando en una empresa, es bueno conocer también qué otras personas ostentan liderazgo en la estructura empresarial. En cualquier caso, es bueno identificarlos y establecer un vínculo con ellos. La actitud de Máxima colaboró a que sea aceptada luego de la abdicación de la Reina Beatriz , pues logró establecer un vínculo de calidad con ella, nutrido por su natural simpatía. ¿Cómo lo hizo? La argentina supo explotar su frescura, glamour, gracia y desenvoltura.

[pullquote]El estilo en la monarquía marcó un hito que va más allá del aspecto y el buen gusto que la caracterizan[/pullquote]

7. Mantener el humor

El pueblo holandés recuerda aquella vez en que la Reina dijo ‘Je was een beetje dom’ (Fuiste un poco tonto) durante el anuncio de su compromiso. Estaba comentando un error de su entonces prometido, el príncipe Guillermo Alejandro, y mostró así que tenía sentido del humor.  Y esta también es una característica de la “reina consorte” que los líderes pueden aprender. Aún cuando las situaciones son tensas, siempre hay algún modo de descomprimirlas

8. Mantenerse fiel a uno mismo y confiar en las capacidades propias

Ser una “plebeya latina” que llegaba a ocupar un rol de liderazgo en una monarquía europea no debe haber sido fácil y seguramente hubiera sido sencillo caer en la tentación de hacer todo lo que se esperaba de ella, perdiendo la autenticidad en el camino. Pero Zorreguieta supo evitar ese error siendo su mayor contribución el haber sido una mujer profesional, con una gran trayectoria y carrera (por ejemplo, para las Naciones Unidas), consolidándose en el mundo en virtud de su propio esfuerzo y valía. En una empresa, se traduciría como establecer la propia forma de dirigir, pero respetando las costumbres”.

Vía: iprofesional.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P