De la pobreza a la riqueza: la increíble historia de la creadora de Harry Potter

Vivió una historia tan dramática como sus propias obras. Periodista fracasada, madre soltera, arruinada, hasta consideró robar para alimentar a su hija y suicidarse.

Contrario a la creencia popular, no todas los famosos y celebridades nacen con dinero y fama, pues muchos de ellos vivieron de la esperanza que fue lo último que perdieron al vivir en pobreza. Y te lo mostramos con la historia de J. K. Rowling.

Es una de las escritoras más ricas en todo el mundo, pero en sus comienzos, la británica, hoy de 52 años, vivía en la pobreza y era madre soltera, lo que la llevó a una depresión y hasta casi al suicidio.

Afortunadamente, tanto su bienestar psicológico como el monetario, mejoraron al escribir Harry Potter. Ahora, Rowling tiene una fortuna de más de mil millones de dólares y destina una cantidad a organizaciones que ayudan a niños pobres y a madres solteras.

Sus inicios

Mucho antes de dar vida a Harry Potter, J.K. Rowling vivía su propio infierno.

Todo comenzó en 1990, cuando Rowling se mudó a Londres para trabajar como investigadora y secretaria bilingüe para Amnistía Internacional. Precisamente, a mediados de ese año, su madre muere tras sufrir de esclerosis múltiple, un golpe muy duro para una mujer joven, que 3 años después tuvo que lidiar con la ruptura de su primer matrimonio con el periodista portugués Jorge Arantes, que incluso llego a golpearla.

Ante esta situación, la autora confesó en alguna ocasión haber tenido pensamientos suicidas al caer en una fuerte depresión que según ella logró superar gracias a su hija Jessica y a su médico de cabecera. Así que huyendo de esta situación para tratar de surgir tuvo que ir a Portugal, sin trabajo, para luego vivir de la caridad en Edimburgo  donde escribía para un periódico local pero no tuvo éxito.

“Si siempre has tenido dinero quizás para ti no importa, pero cuando faltan dos peniques para comprar un pan y que tu hija tiene hambre, el dinero importa. Y cuando piensas en robar pañales en una tienda, el dinero importa”, recordó en alguna oportunidad.

En 1994, la autora estaba cercada por sus propios dementores. Hace cuatro años había fallecido su madre y había nacido el niño mago que cambiaría su vida. Pero un año antes estaba divorciada y tenía a una hija por quien velar, Jessica.

J. K. Rolling puede ser considerada hoy en día una leyenda, pues es la autora de una serie de libros que logró cautivar a millones de personas en el mundo, Harry Potter y la piedra Filosofal fue el primero de 7 libros con el que captó la atención de grandes y pequeños, pero la escritora de Harry Potter no siempre se vio rodeada de magia, hubo una época en la cual tuvo que vivir días de grandes desesperaciones junto a su hija.

Harry Potter y la piedra filosofal

Y no fue hasta 1994 en que la escritora de Harry Potter logró salir de su depresión convirtiendo todos esos monstruos y criaturas en un mundo mágico plasmado en un libro, donde la magia era esencial para que el lector se sienta vivo al leer.

Pero no todo fue color de rosa en sus comienzos. Por el nivel de pobreza en la que vivía Joanne, tuvo que transcribir a mano la copia de su primer ejemplar, por no tener dinero para fotocopiar su contenido. Y hasta el  libro fue rechazado en 12 editoriales distintas, hasta que el presidente de Bloomsbury fue el único que le dio la oportunidad a la escritora.

Lo cierto es que en solo 5 años, J.K. Rowling pasó de la pobreza a la riqueza : rápidamente se fue haciendo millonaria vendiendo más de cuatrocientos millones de libros, ofreciendo un mundo lleno de magia en más de 200 países y en sesenta y nueve idiomas; un imperio que incluye películas, productos y hasta un parque de diversiones.

Gran parte de la fortuna de Rowling procede de los beneficios generados por las películas, los derechos editoriales y el merchandising de “Harry Potter”. La vida de Rowling ha cambiado mucho en los últimos años. Es una de las pocas personas que han conseguido hacerse millonarias escribiendo libros.

En la actualidad la escritora tiene propiedades en Edimburgo, Perthshire y Kensigton, posee un jet privado y Vivienne Westwood la viste en las ocasiones especiales. Pero, a pesar de su riqueza, J.K Rowling no hace un uso ostentoso de su dinero y su forma de vida contrasta mucho con la de otras celebridades británicas.

Te puede interesar: La increíble historia del pintor sin zapatos que se convirtió en millonario

En alguna ocasión Rowling ha recordado que cuando ella ganó su primer premio literario, el Nibbie, llevaba unos zapatos muy, muy baratos. La escritora ha afirmado que, por su salud mental, prefiere no caer en lo que ella considera frivolidades, para conseguirlo se ha impuesto límites a sí misma en referencia a la cantidad de dinero que gasta.

Filantropía

Y como recordando su niñez y juventud, la novelista británica brinda todo su apoyo a los los desfavorecidos al fundar una asociación benéfica para promover los derechos de los niños, especialmente de los incapacitados y de los huérfanos de Europa del este.

También habiendo sido ella misma una madre soltera, Rowling ahora es la presidenta de One Parent Families, una asociación benéfica que ayuda a las familias monoparentales.  Además, fundó en el 2000 el Volant Charitable Trust, un fideicomiso que emplea su presupuesto anual de £5,1 millones para combatir la pobreza y la desigualdad social.

Además, es embajadora del Concilio Nacional de Familias Monoparentales, patrocinadora los Centros Maggie para las víctimas del cáncer y de la Sociedad de Esclerosis Múltiple de Escocia. También ha financiado un corto cinematográfico sobre malos tratos y abusos en el entorno doméstico.

Vía: 20minutos.es/secretosdelemprendedor1.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments