De mendigo a millonario: la historia de Khalil Rafati

Vivía en la calle, casi muere por una sobredosis, estuvo preso, pero hoy es un acaudalado hombre de negocios gracias a sus zumos caseros.

millonario

Antes de ser el multimillonario dueño de la cadena de jugos SunLife Organics, Khalil Rafati era un indigente que vivía en la calle y adicto a la heroína y quien estuvo a punto de morir en el 2001 debido a una sobredosis de heroína en una fiesta en Malibú, California, y luego pasó dos años en la cárcel antes de llegar a vivir en la calle.

Nacido en la ciudad de Toledo, en el estado de Ohio, Rafati se trasladó a Los Ángeles en los años 90 y empezó un negocio de venta de coches de lujo a clientes de alto perfil. Sin embargo, todo cambió el día que probó la heroína. Rafati, que ahora tiene 46 años, se volvió entonces adicto a esa droga y perdió todo lo que tenía.

Y todo indicaba que Rafati no podría superar su adicción, pero le demostró al mundo de lo que era capaz. El mendigo logró dejar las drogas y luego fundó Riviera Recovery , un centro para drogadictos y alcohólicos con el que ayudó a quienes pasaban por su misma situación.

Sin embargo, el gran cambio vino después cuando comenzó a conocer más profundamente el mundo de la alimentación, y se le ocurrió la idea de empezar a fabricar zumos para los enfermos con el objetivo de aportarles energía y comida saludable.

Te puede interesar: De mendigos a millonarios : historias de famosos que alcanzaron el éxito

millonarios

Mucha gente de fuera venía a Riviera Recovery sólo para probar mis smoothies. Era bastante embarazoso ya que esa gente no formaba parte del programa” explicó en una entrevista con The New York Times.

Fue tanto el éxito de estos jugos caseros que Rafati pidió un préstamo de 50 mil dólares y abrió su propia cadena llamada SunLife Organics y actualmente se preocupa de contratar personas que hayan pasado por una situación similar a la de él. Pero su labor no acaba ahí.

Para atender a sus clientes, Khalil Rafati contrata a exdrogadictos a los que les da la oportunidad que un día le ofrecieron a él. Una historia de superación impresionante de alguien que consiguió ganar su batalla contra las drogas y convertirse en un emprendedor de éxito que demuestra que nada es imposible.

Hoy en día, Eafati cuenta con seis locales en Los Ángeles que rápidamente se han convertido en una de las preferidas de los amantes de los zumos naturales, llevando a convertirlo en un exitoso y millonario empresario, como él cuenta en su libro ‘I forgot to die’ (Me olvidé de morir).

Vía: pulzo.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados