Deja a tu empresa en buenas manos

Es necesario que desde la cuna se les enseñe a los hijos a ser dueños, a dirigir y a tener alta autoestima.

El gran problema al interior de la empresa familiar es aprender a resolver los conflictos de resentimientos entre hijo y padre o entre hermanos, asegura Ricardo Aparicio, director del área de factor humano del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

El experto recomienda a los padres, directores de las organizaciones familiares, inculcarles a sus hijos cinco valores fundamentales que ayudarán a que la sucesión del cargo, cuando llegue el momento, sea bien asumida por el hijo más capaz y con mayores habilidades y no por el primogénito o el consentido.

ELISA es el acrónimo de las cinco lecciones que un padre debe fomentar en sus hijos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


-Exigencia a sí mismos y en su trabajo. “Hay que exigirle a los hijos con moderación de acuerdo a su edad, si exageramos en la exigencia o dejamos de exigirles no les estamos ayudando”, explica Aparicio.

-Laboriosidad, lo que se refiere a trabajar intensamente y darle valor a lo que hacen.

-Iniciativa de hacer las cosas. “Que los hijos estén dispuestos a cambiar, a asumir riesgos y que vayan gestando su propia iniciativa”, dice el experto.

-Sobriedad, relativo a evitar ser presuntuoso. “Lo importante aquí es evitar comportamientos ostentosos, no presumir por cuestiones de seguridad”, advierte.

-Austeridad, se refiere a ser prudentes en los gastos.

“Es necesario que desde la cuna se les enseñe a los hijos a ser dueños, a dirigir y a tener alta autoestima”, finaliza Aparicio.

Fuente: El Empresario.mx

Artículos Relacionados

comments