Delega y vencerás

delegar-pymex

Dentro de los múltiples obstáculos que se presentan a la tarea de ser un buen líder, se encuentra siempre la latente amenaza del gen omniabarcante. Así pues, muchos emprendedores, al ver crecer sus negocios, se ven enfrascados en la acumulación de tareas y el estrés que estas conllevan. Bajo la máxima de “nadie más que yo sabe cómo debe funcionar esta empresa”, muchos directivos ven afectada su gestión y la organización interna de sus negocios, por el hecho de no saber delegar las obligaciones.

El delegar significa entregar o encargar responsabilidades a una persona, con la finalidad de agilizar el trabajo y la producción. Esto muchas veces difiere con la visión de los directivos, ya que piensan que esto significa una pérdida de control, lo que llevara a un mal manejo de las labores. Este es el error más grande que un empresario puede cometer. Al ser tú el gerente de tu empresa, sabes cómo se deben hacer las cosas para que funcione óptimamente, por lo que la tarea de delegar implica no solo un ceder las responsabilidades sino también una capacitación y una transferencia de tu propio conocimiento.

Delegar no se trata, pues, de traspasar tareas menores y engorrosas o de adjuntar mayor trabajo a último momento. Tampoco es deslindarte de las obligaciones, ya que delegar implica fiscalizar el cumplimiento final de los trabajos. Un buen trabajo de delegación implica la promoción de un staff calificado, el cual te brindará gustosamente una mano para que la empresa marche a toda máquina.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Puntos a tomar en cuenta parta delegar:

  1. Todo empieza por el reconocimiento de los propios límites (que obligaciones debo mantener y que otras debo encargar).
  2. Organizar una lista de tareas que se van a delegar.
  3. Identificar al personal más eficaz, en cuanto a aptitudes, para los deberes encomendados.
  4. Decidir cuál es el grado y tipo de delegación.
  5. Es mejor delegar en función de objetivos y no de obligaciones.
  6. Tener una correcta comunicación con los empleados para asegurarnos de que se haya comprendido los lineamientos.
  7. Brindar la libertad y la autoridad que corresponda al quehacer otorgado.
  8. No permitir que se revoquen las responsabilidades.
  9. Tener siempre en cuenta que en la delegación siempre se inscribe un riesgo.
  10. Siempre fiscalizar el trabajo final.

Algunas ventajas de la delegación:

  1. Al delegar uno reduce la presión y el estrés de las obligaciones más inmediatas, lo cual permite reservar tu tiempo para emplearlo en gestiones orientadas hacia el futuro.
  2. Cuando uno delega una responsabilidad, le está brindando la confianza a su personal, lo cual implica un reconocimiento de sus capacidades. Esto, en la mayoría de los casos, será bien recibido y retribuido en acciones eficaces.
  3. Fortifica los lazos interpersonales a nivel de organización.
  4. Permite involucrar a todo el personal con un objetivo en común.
  5. Permite la clasificación de los empleados por  medio de sus cualidades.
  6. Promueve la capacidad de los trabajadores para la rápida toma de decisiones

A continuación un video de 1 minuto que nos explica la importancia de delegar funciones:

comments

Autor entrada:

Deja un comentario